tiempo.com

Oleaje ciclónico vs. marejada ciclónica

En agosto y septiembre de 2017 hemos visto como huracanes importantes como Harvey, Irma y Maria azotaban a amplias zonas costeras y generaba inundaciones en la costa. El CNH/NHC analiza la diferencia de dos elementos fundamentales en las tormentas tropicales oleaje ciclónico y marejada ciclónica

Imagen del huracán Dorian de Cat. 5 a su paso por las Islas Bahamas el 2 de septiembre de 2019 causando una marejada ciclónica de 5-7 m. NOAA

No es lo mismo oleaje ciclónico que marejada ciclónica. Y no hay que confundirlos cuando se habla de los efectos de un ciclón tropical o huracán que generan efectos devastadores por inundaciones costeras cuando se acerca a costas relativamente llanas.

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la costa, la oleada de tormenta o ciclónica es a menudo la mayor amenaza a las vidas y las propiedades de un huracán. En el pasado, muchas muertes han resultado del aumento del océano asociado con muchos de los huracanes importantes que han tocado tierra. El huracán Katrina (2005) es un excelente ejemplo del daño y la devastación que puede causar la oleada ciclónica. Al menos 1500 personas perdieron la vida durante el Katrina y muchas de esas muertes ocurrieron directa o indirectamente como resultado de la oleada de tormenta.

OLEAJE DE TORMENTA VS. MAREA DE TORMENTA

El oleaje de tormenta es un aumento anormal del agua generada por una tormenta tropical, más allá de las mareas astronómicas previstas. La oleada de tormenta no debe ser confundida con la marea de tormenta, que se define como el aumento del nivel del agua debido a la combinación de oleaje de tormenta y la marea astronómica. Este aumento en el nivel del agua puede causar inundaciones extremas en las áreas costeras particularmente cuando el oleaje de la tormenta coincide con la marea alta normal, dando por resultado mareas de la tormenta que alcanza hasta 20 pies/ 6 m, o más en algunos casos.

Oleaje de tormenta vs. marea de tormenta

FACTORES QUE AFECTAN AL OLEAJE DE TORMENTA

La oleada u oleaje de tormenta se produce por el agua que es empujada hacia la orilla por la fuerza de los vientos que se mueven alrededor de la tormenta tropical. El impacto en la oleada de la baja presión asociada con las tormentas intensas es mínimo en comparación con el agua que es forzada a ir hacia la orilla por el viento.

Componentes de viento y de presión del oleaje de tormenta tropical

La oleada máxima potencial de tormenta para una localización particular depende de una serie de factores diferentes. La oleada de tormenta es un fenómeno muy complejo porque es sensible a los cambios más leves en:

  • la intensidad de la tormenta,
  • la velocidad de avance, tamaño (radio de los vientos máximos-RMW o radius of maximum winds),
  • ángulo de aproximación a la costa,
  • presión central (contribución mínima en comparación con el viento), y
  • la forma y las características costeras tales como bahías y estuarios.

Otros factores que pueden afectar la oleada de tormenta son:

  • el ancho y
  • la pendiente de la plataforma continental.

Una pendiente poco profunda producirá potencialmente una oleada de tormenta mayor que una plataforma empinada. Por ejemplo, una tormenta de categoría 4 que golpea la costa de Louisiana, que tiene una plataforma continental muy ancha y poco profunda, puede producir una oleada de tormenta de 20 pies, mientras que el mismo huracán en un lugar como Miami Beach, Florida, donde la plataforma continental cae muy rápidamente, podría ver una oleada de 8 o 9 pies (2.5-2.7 m).

Animación de la oleadas con plataforma continental poco profunda

Pulsar aquí para ver vídeo

Animación de la oleada con plataforma continental empinada

Pulsa para ver vídeo

Agregando a la potencia destructiva de la oleada de tormenta, las olas al impactar pueden aumentar el daño en los edificios directamente a lo largo de la costa. El agua pesa aproximadamente 1.700 libras por yarda cúbica (1000 kg/m3); los golpes extendidos por las olas frecuentes pueden demoler cualquier estructura no diseñada específicamente para soportar tales fuerzas. Los dos elementos trabajan juntos para aumentar el impacto en la tierra porque el oleaje hace posible que las olas se extiendan hacia el interior.

Además, las corrientes creadas por las mareas se combinan con las olas para erosionar gravemente las playas y las carreteras costeras. Los edificios que sobreviven a los vientos de huracán pueden ser dañados si sus bases son socavadas y debilitadas por la erosión.

En puertos confinados, la combinación de mareas de tormenta, olas y corrientes también puede dañar severamente los puertos deportivos y los barcos. En los estuarios y los pantanos, la intrusión de agua salada pone en peligro la salud pública, mata a la vegetación y puede enviar animales, como serpientes y caimanes, a zonas inundadas.


Adaptado de NHC CNH
http://www.nhc.noaa.gov/surge/

Esta entrada se publicó en Reportajes en 24 Sep 2017 por Francisco Martín León