tiempo.com

Proyecto “El Carbono en las Megaciudades”

Las ciudades producen el 70 por ciento de las emisiones globales antropogénicas de dióxido de carbono. Y eso es un problema.

Las 50 ciudades más grandes en conjunto emiten 2.600 megatoneladas de dióxido de carbono, CO2. Eso es más que algunos países. Para la comparación, Rusia emite 2.200 megatones y Japón emite 1.400 megatoneladas anuales.

Mientras tanto, muchas ciudades de todo el mundo están creciendo a un ritmo asombroso. Varias ciudades de Asia cuentan con tasas de crecimiento de población en torno al 4 por ciento por año, con un crecimiento de las emisiones del 10 por ciento al año. Los demógrafos prevén que el número de áreas megaciudades-urbanas con poblaciones superiores a los 10 millones, puede aumentar en al menos en una docena para 2025.

Proyecto “el Carbono En Las Megaciudades”

Reconociendo su impacto sobre el clima, algunas megaciudades han tomado medidas agresivas para reducir las emisiones. En 2030, el plan GreenLA tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Los Angeles en un 35 por ciento (en comparación con los niveles de 1990).

El Plan Climático de París tiene como objetivo reducir las emisiones en un 25 por ciento en 2020 (en comparación con los niveles de 2004). Muchas otras megaciudades han establecido o están en el proceso de establecer objetivos similares como parte de Clima 40, un plan para reducir las emisiones urbanas de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, para la mayoría de estas megaciudades, el seguimiento de las emisiones sigue siendo un reto importante. Las estimaciones de las emisiones de efecto invernadero no están disponibles en muchos casos; en otros, las estimaciones se basan en sensores de tierra que no ofrecen un retrato completo de las emisiones de una ciudad.

Las estimaciones de las emisiones difieren regularmente hasta en un 50 por ciento en comparación con observaciones de los aviones y satélites respecto a las de tierra.

Para hacer frente a la falta de inventarios de emisiones fiables, el proyecto “El Carbono en las Megaciudades” desarrollará métodos de ensayo para seguimiento de las emisiones de las ciudades de dióxido de carbono, metano y monóxido de carbono, con un énfasis particular en las emisiones de las centrales eléctricas.

Liderados por la NASA- Jet Propulsion Laboratory con los científicos Riley Duren y Charles Miller, el equipo planea desplegar sensores que recopilan datos desde tierra, aviones y satélites. El esfuerzo se centrará en primer lugar en Los Angeles y París, y posteriormente expandirlo en una ciudad de América del Sur o Asia.

"Para la verificación robusta de los cambios de emisiones debido a las políticas de crecimiento o estabilización, tenemos que establecer líneas de base de medida y comenzar a supervisar las megaciudades representativas de inmediato", señalaron Duren y Miller en un comentario publicado en la revista Nature.

Ver más en: Megacities Carbon Project

Fuente: OMM-NASA

Esta entrada se publicó en Noticias en 24 Jul 2017 por Francisco Martín León