No es todo niebla lo que reluce: un error muy común en los informativos

Con estos días de ambiente estable y anticiclónico (18-20 diciembre 2014), muchos son los informativos y portales que muestran imágenes de satélite y nos hablan de nieblas, pero hay que tener mucho cuidado: no es todo niebla lo que reluce. Pero aún más, se muestran fotos de supuestas nieblas tomadas desde la superficie donde NO hay una reducción mínima de la visibilidad y realmente no son nieblas

Y la cosa es fácil de entender, la niebla es un concepto ligado a la visibilidad horizontal observada desde la superficie terrestre. Se define como la suspensión de gotitas de agua muy pequeñas en el aire que reducen la visibilidad a menos de 1 Km.

Por otra parte, la bruma se define como la suspensión en el aire de gotitas de agua microscópicas o partículas higroscópicas húmedas, que reducen la visibilidad. Se usará el término bruma o neblina cuando se haga referencia a una visibilidad reducida, superior a 1 Km y con una humedad relativa igual o superior al 70%. Sólo se mencionarán las brumas o calimas cuando la reducción de la visibilidad sea o vaya a ser menor de 5 Km. Tomado del léxico de INM-AEMET.

Las nubes bajas son otro elemento importante que pueden existir y no reducir la visibilidad a 1km ya que pueden no estar pegadas a la tierra y existir una visibilidad muy buena.

Si nos restringimos a la visión de los satélites convencionales como Meteosat, Aqua o Terra, GOES, por citar algunos, estos en sus tomas NO detectan niebla, no dan información de la visibilidad horizontal. Así por ejemplo productos más elaborados de Meteosat pueden generar por una combinación de canales información de los TOPES NUBOSOS, como un producto llamado “fog/niebla” que no son ni más ni menos que un REALCE de imagen para poner de manifiesto topes de nubes que son bajas pero NO informan de la visibilidad. Lo mismo sucede con otros satélites. No son productos de nieblas.

La NOAA estima la visibilidad de los datos del satélite GOES relacionado dichos datos con medidas directas de visibilidad en superficie, pero eso solo una ESTIMACION dando un producto “estimado” de las zonas de nieblas y brumas observadas por satélite.

Por lo tanto, lo que podemos inferir de los datos de los satélites en días estables, invernales y anticiclónicos es allí donde hay nubes bajas y posibles áreas de brumas y nieblas. Las zonas de nieblas hay que obtenerlas directamente de las medidas de superficie donde se cifra y hay visibilidad inferior de 1 Km.

No Es Todo Niebla Lo Que Reluce: Un Error Muy Común En Los Informativos
Imagen “fog” o niebla del satélite Meteosat generada por EUMETSAT de primeras horas del 20 de diciembre de 2014. Este producto NO da información de la visibilidad ni la cuantifica. De ella sólo podemos inferir información de los topes nubosos.
Foto 2.- Imagen MODIS reciente del 19 de diciembre
Imagen MODIS reciente, del 19 de diciembre de 2014, en verdadero color donde tampoco hay información de la visibilidad horizontal, y por tanto de las nieblas. Solo observamos la alta capacidad reflectora de nubes bajas en algunos lugares peninsulares.

Quizá el producto más “cercano” a nieblas, pero SIN SERLO, es el producto del SAF de Nowcasting de tipo de nubes con las subclases de nubes bajas y muy bajas. Pero aún así NO da información de nieblas.

Foto 3.- Imagen del producto tipo de nubes del SAF
Imagen del producto tipo de nubes del SAF de Nowcasting de primeras horas del 20 de diciembre de 2014. Las nubes bajas y muy bajas están representadas en naranja y naranja oscuro, respectivamente.
Esta entrada se publicó en Actualidad en 20 Dic 2014 por Francisco Martín León