StoreWindows10

Tras la borrasca Ana el tiempo continuará revuelto

La borrasca Ana ya se está alejando, pero sus últimos coletazos acercarán una masa de aire polar. Las próximas madrugadas serán gélidas, al menos hasta el jueves. ¡Después el tiempo se volverá a complicar!

Juan José Villena Juan José Villena 11 Dic 2017 - 16:42 UTC
Hornachos
Nubes y cortinas de precipitación esta tarde en Hornachos, Badajoz. Foto de M. Teresa Expósito.

La profundísima borrasca Ana hace unas horas que se ha adentrado en terreno francés, a través de la Bretaña y los Países del Loira. Desde allí, el centro de bajas presiones está repartiendo lluvias e intensas rachas de viento por todo el occidente europeo. El vendaval se extiende desde Londres hasta Cádiz y, a la vez, zarandea a Valencia y Roma.

Ayer el observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ubicado en la estación de esquí de Valdezcaray, en La Rioja, registró una racha de viento máxima de 193 kilómetros por hora (km/h). El anemómetro de Estaca de Bares, en A Coruña, poco después de las ocho de la tarde llegó a marcar 166 km/h.  

Hoy el temporal se está dejando notar en el interior y la mitad sur de la Península Ibérica. El Puerto Alto del León, en Madrid, esta madrugada ha registrado una ráfaga de… ¡138km/h! Las incidencias derivadas del viento, la lluvia y la nieve se cuentan por centenares. El Centro de Emergencias gallego ha tenido que atender cerca de 500 incidentes; el extremeño, hasta el momento, algo más de 300.

Ana ha dejado a unos 4300 clientes de Unión Fenosa sin suministro eléctrico en Galicia y provocado la suspensión de 50 vuelos en diez aeropuertos españoles, según AENA. El aeropuerto más afectado ha sido El Prat, en Barcelona, con 21 viajes anulados.

Málaga Ana
Caída de un ficus centenario en la Alameda principal de Málaga a causa del viento. Foto de @Storm_Malaga.

Las lluvias en las últimas 36 horas han sido fuertes y persistentes en puntos del noroeste peninsular. Ayer el observatorio de A Lama, en Pontevedra, acumuló 232mm y Beariz, en Ourense, algo más de 206mm. Hoy la provincia de Huesca ha congregado los mayores acumulados: Canfranc desde la medianoche suma 72.8mm (red AEMET).

Y después, ¡tiempo variable!

Por el oeste de la borrasca se está colando una masa de aire polar marítimo. Hoy el frío, poco a poco, se está asentando en la Península Ibérica y Baleares. Esta noche el mercurio se desplomará y dejará heladas en la mayor parte del interior peninsular, que serán intensas en zonas de montaña.

Mañana lloverá a orillas del Cantábrico y, de forma débil y aislada, en puntos del sureste peninsular y Baleares. La cota de nieve rondará los 1000 metros. En las islas Canarias de mayor relieve las nubes también serán abundantes y descargarán chaparrones. En el resto del país predominarán los claros.

En la jornada del miércoles, con el viento más encalmado, las temperaturas mínimas caerán unos cuantos grados más. Las heladas serán fuertes en puntos del Sistema Ibérico y Pirineos. Las máximas, en cambio, empezarán a subir. Volverá a llover en el tercio norte peninsular y en el archipiélago canario.

Entre el jueves y el viernes llegará un nuevo frente frío con más precipitaciones, viento del noroeste y otro envite polar. El fin de semana pinta gris en el norte de la Península y, a ratos, en Canarias. A lo largo del domingo los grandes claros ganarán terreno de sur a norte. 

Publicidad