StoreWindows10

Borrasca Ana, la bomba meteorológica: vendaval, lluvias y nieve

La borrasca Ana, que está atendiendo a un proceso de ciclogénesis explosiva, en las próximas horas dejará lluvias intensas, rachas de viento muy fuertes, nieve y temporal marítimo. Te contamos la última hora.

Juan José Villena Juan José Villena 10 Dic 2017 - 18:24 UTC
Borrasca Ana
Cielo cubierto esta tarde y lluvia en Las Casiñas, Cáceres. Foto de Álvaro R.G.

La borrasca Ana está profundizándose rápidamente mientras se desplaza hacia el este, a unos centenares de kilómetros al norte de Galicia. Hace un rato presentaba una presión mínima de 983 hectopascales (hpa) pero está previsto que, a lo largo de la tarde y noche, acabe disminuyendo hasta los 966 hpa previo contacto con la costa francesa.  

Cuando el mínimo depresionario de una borrasca pierde entre 18 y 20 hpa en 24 horas o menos, se dice que su formación atiende a un proceso de ciclogénesis explosiva. La clave de este concepto está en su etimología: la génesis de un ciclón –o borrasca- de forma explosiva, o rápida. Ana pasará de 992 a 966 hpa en poco más de 12 horas. Es una “bomba” meteorológica.

La borrasca en las últimas horas ya ha dejado lluvias fuertes en Galicia. El observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de A Lama, en Pontevedra, lleva acumulados 142mm desde la medianoche. Los pluviómetros del municipio orensano de Beariz y de Rois, en A Coruña, hasta el mediodía sumaban cerca de 95mm.

Además, en el noroeste peninsular el viento empieza a ser huracanado. En Salamanca la estación de esquí de La Covatilla ha registrado una racha máxima de 134km/h. Finisterre, Estaca de Bares y Cabo Vilan, en A Coruña, también han recibido ráfagas superiores a los 100km/h. Según La Voz de Galicia, el vendaval ya ha arrancado árboles en Ferrol, Barbanza y Mos, interrumpiendo el tráfico en algunas de sus carreteras.

Borrasca Ana
Amanecer de hoy con nubes medias y altas en Morella, Castellón. Foto de Juan Amela.

En las próximas horas el temporal irá recrudeciéndose, con rachas de viento cada vez más fuertes y precipitaciones bastante generales. La próxima madrugada será lluviosa en la mayor parte de la Península Ibérica. El modelo de predicción europeo (ECMWF) anticipa acumulados superiores a los 150mm en las montañas gallegas y cercanos a los 50mm en el resto de las sierras interiores. Las cifras serán más austeras cuanto más hacia el este. En el litoral de Murcia y de la Comunidad Valenciana apenas caerán unos pocos litros, o cuatro gotas.

La cota de nieve descenderá con el paso de las horas hasta los 700 metros en las sierras peninsulares más septentrionales, los 800/1000 metros en el Sistema Ibérico y Pirineos y los 1100 metros en el sur. Las cotas más bajas coincidirán con las últimas lluvias del frente.

La AEMET para mañana ha decretado avisos por lluvias, viento, nieve y temporal marítimo en casi todo el país. Sólo permanecerán sin riesgos las islas Canarias más orientales, el nordeste de Murcia y el sureste de Albacete. En el interior de Cantabria, la Cordillera Cantábrica de Palencia y Burgos, la Ibérica riojana, de Soria y Burgos, así como en el Valle de Arán, los avisos serán rojos –riesgo extremo- ante posibles rachas de viento de 140 km/h.

Las precipitaciones llegarán a los archipiélagos balear y canario a lo largo de la tarde. En Baleares los chubascos serán débiles; en el oeste de Canarias se registrarán chaparrones fuertes, de hasta 15mm en una hora según la AEMET. Caída la noche de mañana el viento y las lluvias tenderán a remitir. 

Publicidad