Riesgo de chubascos y tormentas fuertes esta tarde de Viernes Santo

Tras días estables de temperaturas elevadas y polvo en suspensión, una depresión aislada está dejando cambios importantes que hoy viernes se generalizarán por el interior peninsular. Serán frecuentes los chubascos y las tormentas, algunos puntualmente fuertes.

Semana Santa Consulta nuestro especial El tiempo en Semana Santa
Los cumulonimbos serán nubes habituales esta tarde en buena parte del territorio peninsular. Vendrán acompañadas de chubascos fuertes, rayos e incluso granizo, como es habitual en estas formaciones.

Ayer ya se notaban cambios importantes en la situación meteorológica, especialmente en el oeste peninsular. El viento del sureste arreciaba en amplias zonas y la nubosidad se dejaba ver a través de las nubes de polvo en suspensión que han cubierto los cielos durante varios días esta semana. En el tercio oeste incluso se empezaron a producir los primeros chubascos, algunos tormentosos que fueron avanzando hacia el interior durante la noche. Hoy viernes, estos chubascos se generalizarán por buena parte de la Península Ibérica y se intensificarán a lo largo de la tarde.

La depresión en altura que da lugar a esta situación viene acompañada de aire más frío en niveles medios y altos. Está entrando en el territorio peninsular por el oeste y a lo largo del día se irá desplazando hacia el Mediterráneo, facilitando en su recorrido el desarrollo de convección. Las temperaturas suaves en superficie, coincidiendo además con los momentos de mayor insolación, y la humedad que arrastra la baja se encargarán de que estos chubascos se desarrollen con facilidad a lo largo de la tarde en amplias zonas del interior, especialmente en zonas montañosas.

Teniendo en cuenta que los vientos en todos los niveles serán flojos, sin apenas cizalladura, las tormentas no podrán organizarse en exceso y su dinámica no será especialmente eficiente. Esto significa que la aparición de fenómenos severos tales como granizo grande o rachas de viento muy fuertes serán improbables.

Las lluvias podrán ser persistentes, acumulando en algunos casos más de 15 litros por metro cuadrado en menos de una hora.

Sin embargo, al desplazarse muy lentamente serán relativamente persistentes en algunos puntos y podrán dejar cantidades importantes de lluvia en poco tiempo, en algunos casos superiores a los 15 litros por metro cuadrado en menos de 1 hora. Además, podrán producirse granizadas con granizo pequeño pero abundante. Por estas razones la Agencia Estatal de Meteorología ha activado para esta tarde avisos amarillos en las zonas más propensas para la formación de tormentas.

Los chubascos más intensos en las Cordilleras Cantábrica, Ibérica y Central

Las zonas donde más frecuentes e intensos pueden ser los chubascos serán aquellas donde la humedad y la energía disponible sean mayores, pero también donde antes se produzcan los mecanismos de disparo de la convección. Las cordilleras juegan aquí un papel fundamental, ya que por una parte obligan a ascender a las masas de aire y por otra generan y condicionan las brisas locales, creando zonas de convergencia en las que el aire asciende antes que en el resto y actúan como desencadenante de las primeras tormentas.

El entorno del sistema Ibérico será probablemente la zona donde mayor intensidad tengan las tormentas, sin descartar tampoco algunas puntualmente fuertes en el sistema Central oriental y puntos de la cordillera Cantábrica. Es de esperar que durante el fin de semana, con el desplazamiento al este de la depresión en altura, los chubascos y tormentas se desarrollen cada vez más hacia el este y su intensidad y frecuencia disminuya, primero en el interior y después en el resto de zonas. Las temperaturas, eso sí, experimentarán un descenso apreciable.