tiempo.com

El tiempo en septiembre: ¿volverán las lluvias torrenciales?

Septiembre suele ser una incógnita en lo que respecta a la meteorología, ya que puede comportarse como una prolongación del verano climatológico o romper la estabilidad estival con un episodio de lluvias torrenciales. Aquí te contamos lo que señalan por ahora las previsiones.

El mes de septiembre se caracteriza por su irregularidad. En 2019 fue un mes muy inestable, destacando las catastróficas inundaciones que asolaron muchas zonas del sureste.

Estamos a las puertas del inicio de septiembre, que además coincide con el arranque del otoño climatologico en nuestra zona. Se trata de un mes de transición y es tremendamente irregular, y en algunos años se presenta como una extensión del verano, mientras que en otras ocasiones (como en 2019, sin ir más lejos) se desencadenan lluvias torrenciales de consecuencias catastróficas en la vertiente mediterránea. De ahí el conocido refrán que afirma que "septiembre, o seca las fuentes o se lleva los puentes".

Además, en esta ocasión muchas personas están pendientes del cielo por el comienzo de las clases y la vuelta al trabajo en un contexto actual muy complicado por la situación provocada por el nuevo coronavirus. ¿Tendremos más sobresaltos en este 2020? Veamos lo que señalan las previsiones a largo plazo.

Las temperaturas estarían por encima de la media en casi todo el país

De acuerdo con las previsiones del organismo de referencia en Europa, el ECMWF (European Centre for Medium-Range Weather Forecasts), en los primeros días del mes las temperaturas pueden quedarse ligeramente por debajo de los valores habituales para la época en el litoral mediterráneo y en el extremo norte, debido a la posible presencia de algún descuelgue de aire frío sobre el oeste de Europa y al viento del norte o del nordeste.

Septiembre puede empezar con temperaturas más bajas de lo habitual en el litoral mediterráneo, aunque las previsiones apuntan a que subirán en el conjunto del país durante la primera quincena.

En cambio, si se cumplen las previsiones de dicho organismo, en la primera mitad del mes hará más calor de lo que tocaría para las fechas en el sur y en el oeste peninsular, continuando con la tónica del verano climatológico. En el Mediterráneo tenderían a subir con el paso de los días, mientras que en el litoral cantábrico rondarían los valores normales. En la recta final del mes predominarían las anomalías positivas en casi todo el país, excepto en Canarias.

Muy variable en lo que respecta a las lluvias

En lo que respecta a las precipitaciones, sin duda septiembre es uno de los más complicados de cara a realizar una previsión. En este mes es frecuente que se produzcan diluvios de carácter muy local en la vertiente mediterránea, que en unas pocas horas puede cambiar el balance del mes en sectores muy concretos. También las tormentas en el interior suelen hacer acto de presencia.

Por ahora, los mapas del ECMWF señalan que después del episodio de inestabilidad del próximo fin de semana, las precipitaciones serían escasas en todo el país, excepto en el extremo norte. Ya en la recta final del mes llovería más de lo normal en el litoral cantábrico y en algunas zonas del litoral mediterráneo, mientras que apenas lo haría en el suroeste peninsular.

Entonces, ¿tendremos lluvias torrenciales?

Conviene insistir en que este tipo de previsiones a largo plazo están en fase experimental y que en esta época del año no suelen ser muy fiables en nuestra zona, y sobre todo en el litoral mediterráneo. Con una ligera inestabilidad los chubascos y las tormentas pueden crecer con energía y provocar algunos problemas, ya que tanto la superficie terrestre como la marina están caldeados después del verano.

¿Tendremos lluvias torrenciales? Como se ha comentado, es un mes de transición, y diversas situaciones (gotas frías-DANAs, vaguadas o eventos de lluvias cálidas) pueden favorecer la génesis de precipitaciones de alta intensidad horaria, que dependiendo de la configuración pueden ser muy locales o ser más generales. En cualquier caso, hay que estar atentos a las previsiones meteorológicas.