tiempo.com

Las peores "olas de calor" en España

Uno de los principales problemas al hablar de ‘Olas de calor’, es que no existe una definición única y precisa del término. Esa imprecisión en el término da lugar a interpretaciones subjetivas de lo que es una ‘Ola de calor’, observándose en muchas ocasiones una tendencia a exagerar sobre el tema.

Aspecto del cielo durante una tarde calurosa de verano, en la que aparecen nubes de poco desarrollo vertical.

En verano es normal que haga calor y no podemos hablar de ola de calor cuando las temperaturas, aun siendo altas o incluso muy altas, sean relativamente habituales en el periodo estival. Además, las temperaturas no son el único factor a tener en cuenta al hablar de olas de calor: la duración y el número de localidades afectadas también son determinantes.

Considerando todas estas variables, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) define una ola de calor como "un episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo considerado". Al calcular el percentil del 95%, lo que se hace realmente es localizar, dentro del intervalo de tiempo estudiado, el 5% de los días más cálidos, y se coge como "temperatura umbral" la menor de las máximas registradas en esos días.

2017: el verano con mayor número de olas de calor

Durante el año 2017, se batió el récord de número de olas de calor superando al de 1975. Estas se produjeron entre el 13 de junio y el 22 de agosto, dividiéndose en cinco episodios, uno cada 18 días. Los episodios ocuparon casi un mes entero de la estación veraniega, 25 días bajo el paraguas de ola de calor. La AEMET declaró que este verano superó a las olas de calor de 1991 y 2016, teniendo mayor duración y generando temperaturas más altas distribuidas por toda la Península. Las temperaturas absolutas más altas llegaron durante la segunda ola, el día 13 de julio en todos los puntos de las 14 provincias afectadas con una anomalía de 3.9 grados, valor solo superado en 1987. En Granada/Aeropuerto alcanzaron los 45.7 grados, en Jaén 44.4 y en Córdoba/Aeropuerto se alcanzaron los 46.9 grados.

2015: la ola de calor más duradera

Fue la ola de calor más larga registrada en nuestro país en los últimos 40 años, pues duró desde el 27 de junio al 22 de julio. Durante casi un mes el calor no nos dio tregua ni de día ni de noche: el día más cálido fue el 6 de julio, con una temperatura máxima media de todas las localidades de 37,6°C. De hecho, se superaron los 40°C en prácticamente todo el territorio a excepción del cuadrante noroeste, y los termómetros llegaron a marcar 45,2°C en la estación meteorológica de "Córdoba aeropuerto" y en Montoro, también en dicha provincia.

2012: la ola de calor más extensa

Tuvo una duración de 4 días y se dio entre el 8 y 12 de agosto de 2012. Fue la más intensa en cuanto a número de provincias afectadas, cuarenta, y el día más cálido fue el 10 de agosto, con una "temperatura máxima de la ola" de 39,5°C. Además, la temperatura umbral se superó en casi todas las regiones analizadas, por lo que en general se percibió la ola como especialmente intensa. En estaciones meteorológicas como Sevilla aeropuerto se superaron los 45,9°C.

2003: el verano más cálido desde que se tienen registros

Por último, ya más lejano queda el verano de 2003, y la ola de calor sufrida durante el mismo también duró algo menos, en concreto del 30 de julio al 14 de agosto, si bien es la segunda más larga después de la del año pasado. Destaca también por el número de provincias afectadas, 38, y además se da la circunstancia de que todo el verano en su conjunto fue el más cálido desde que se tienen registros, con 24,94ºC de temperatura media a nivel nacional.