En verano, ¿a qué hora riego las plantas?

La radiación solar y el calor del día pueden ser verdaderos enemigos para nuestras plantas, por ello debes comprender por qué se recomienda no regar durante las horas centrales del día y así mantener tu terraza o jardín llena de vida.

Carolina Morán Carolina Morán 29 Ago 2018 - 00:57 UTC
Presta atención a la hora a la que riegas tus plantas.
Presta atención a la hora a la que riegas tus plantas.

Si las plantas requieren de cuidados especiales a la hora de regarlas, durante la época estival, todavía más; y es que se ha demostrado que regar las plantas cuando están más expuestas a los rayos del sol y al calor es contraproducente, pues, además de haber más evapotranspiración durante el día y perder ese agua recibida, pueden llegar a producirse quemaduras en sus hojas.

Con el calor, mejor riega a primera hora de la mañana

Pensar que, porque sea verano y haga más calor, las plantas necesitan mayores cantidades de agua es un craso error. Abusar del agua tan solo hará que la tierra se encharque, desarrolle hongos, sus raíces se pudran e, incluso, la planta muera. Es por ello que se haya demostrado que la mejor hora para regar -la mayoría de- las plantas o el césped de nuestro jardín sea al amanecer.

A primera hora de la mañana es cuando más necesitan ese agua, pues es el paso previo a la puesta en marcha de su actividad metabólica. Necesitan ese chute de hidratación, vitaminas y nutrientes para poder enfrentarse a la intensa jornada de calor y realizar sus actividades con mayor rendimiento. Además, regando en este momento del día conseguirás un ahorro de agua, pues la evaporación es mínima y las plantas aprovecharán más esa cantidad recibida, ya que se habrá drenado antes de que haya una mayor exposición solar.

Aunque otra de las opciones que se ha planteado siempre para regar las plantas es hacerlo al final del día, se ha demostrado que no es demasiado recomendable, pues posiblemente no lleguen ni a aprovecharla, ya que las plantas -al igual que nosotros- reducen su actividad metabólica, su rendimiento y descansan. De ahí que requieran más agua por la mañana para poder mantenerse activas durante el día. Además, si se riega por la tarde-noche, la tierra permanecerá durante mucho más tiempo húmeda -debido al fresco y al rocío de la noche- y puede favorecer la aparición de hongos.

Evita poner las plantas directamente al sol, presta atención a sus necesidades.
Evita poner las plantas directamente al sol, presta atención a sus necesidades.

¿Por qué no puedo regarlas al mediodía?

Es bastante obvio, en las horas en las que hay una mayor exposición solar, la insolación es máxima y esto hace que el agua se evapore más rápidamente, impidiendo que se alimente de forma completa a la planta y privándola de sus nutrientes diarios. Además, el cambio térmico que puede producir el agua fría del riego en contacto con su alta temperatura interior puede alterarlas enormemente.

Por otra parte, un estudio ha determinado que si durante las horas centrales del día, las hojas están mojadas, pueden llegar a sufrir marcas leves de quemaduras, a consecuencia del efecto lupa que generan las propias gotas bajo la radiación solar.

Publicidad