StoreWindows10

¿Puede Europa ver incrementada la llegada de post huracanes mayores?

Los restos del huracán Ophelia, que llegó a alcanzar la cat. 3 de gran huracán el fin de semana del 14-15 de octubre de 2017, atravesó el lunes las costas de Irlanda y de las Islas Británicas como una poderosa y adversa borrasca. ¿Este hecho podría repetirse con más frecuencia en el futuro en Europa?

Francisco Martin Francisco Martin 18 Oct 2017 - 17:55 UTC

Post Ophelia impactando el 16 de octubre de 2017 en las Islas Británicas, según imagen de MODIS-Terra.

El gran huracán Ophelia (cat. 3) ha llegado más al este en la cuenca del Atlántico que cualquier otro gran huracán y esto ha roto los esquemas de muchos meteorólogos. Como se rompieron los esquemas cuando Vince se formó como un huracán de categoría 1 frente a las costas peninsulares en octubre de 2005.    

La llegada de ciclones tropicales o subtropicales a las costas occidentales de Europa es un hecho raro, pero de vez en cuando se da, tanto en ciclones tropicales de largo como de corto recorrido, que terminan muriendo frente a las costas de los países occidentales. En otras ocasiones sufren una transformación extratropical pasando a una borrasca derivada de un ex o post ciclón tropical. A veces, esa borrasca se intensifica por una ciclogénesis de latitudes medias.  

En su trayectoria pueden impactar de forma adversa en las zonas costeras europeas generando lluvias, vientos intensos, inundaciones y mareas ciclónicas. Recordemos el caso de Delta en Canarias, a finales de noviembre de 2005. La borrasca post Ophelia ha dejado importantes daños en Irlanda, tres muertos y varios heridos durante su llegada el 16 de octubre de 2017, así como cortes de luz y daños materiales. Todo esto 12 horas después de dejar de ser un huracán de cat.1 frente a las costas de la península Ibérica.  

Algunos ciclones tropicales del Atlántico central se forman lejos de los umbrales de 26,5-27º C de la temperatura del agua del mar, SST, como lo hacen sus homólogos en el Caribe. Así Ophelia se ha mantenido y desarrollado en zonas con SST del orden de 26-25 ºC. Una zona donde las anomalías de SST han rondado los 1-2º C por encima de lo normal.  

La inestabilidad convectiva de estas estructuras con convección organizada ha sido favorecida en cierto grado por temperaturas frías en niveles altos, y siempre con un entorno de cizalladura baja del viento.

Grandes olas golean el espigón del puerto de Porthcawl, en Wales. Vía Evening Standard.

A medida que el planeta continúa calentándose, debido a los efectos del calentamiento global causado por los humanos, es de esperar ver más huracanes que mantengan su fuerza  hacia latitudes más altas, como huracanes o post huracanes.

Según el Dr. Jeff Masters de Wunderground.com, un estudio de 2014 dirigido por un científico en huracanes Jim Kossin, "The poleward migration of the location of tropical cyclone maximum intensity", en los últimos 30 años ya ha habido una pronunciada migración hacia el polo de los ciclones tropicales que alcanzan su intensidad máxima de su ciclo de vida en latitudes medias.

Las tendencias hacia el polo son evidentes en los datos históricos globales tanto en el hemisferio norte como en el sur, con tasas de 53 y 62 kilómetros por década, respectivamente.

Los científicos formularon la hipótesis de que este cambio hacia los polos podría estar relacionado con la expansión de los trópicos, largamente predicho como una posible consecuencia del calentamiento global causado por el hombre. Pero señalaron que, hasta ahora, la tendencia observada en la base de datos de ciclones tropicales del Atlántico ha sido pequeña.

La ausencia de una base de datos prolongada de huracanes y post huracanes en el lado este de la cuenca atlántica hace que las conclusiones y proyecciones futuras no arrojen una luz clara. Pero el calentamiento climático está con nosotros: temperaturas más altas en zonas tropicales del mar, anomalías más altas y persistentes con expansión de las zonas de influencia tropical, veranos más largos, etc. Falta ver cómo se comportará la cizalladura o cortante del viento en estas proyecciones futuras.

Pero no sólo eso, algunos trabajos más recientes van más allá y prevén que con el cambio climático se producirán más huracanes y post huracanes que afecten Europa. Así, por ejemplo, concluye el estudio de Reindert J. H. (2013 et al.) More hurricanes to hit western Europe due to global warming en Geophysical Research Letters.

Publicidad