tiempo.com

Desvío de la corriente en chorro: ¿hacia un clima extremo en Europa?

Las últimas investigaciones dibujan un escenario poco optimista para Europa en las próximas décadas, cuyo clima se volverá probablemente más extremo por el desplazamiento de la corriente en chorro. ¿Qué puede pasar?

Hielo Hemisferio Norte
La intensidad y desplazamiento de la corriente en chorro son variables capaces de regular la temperatura y precipitación en ambos hemisferios.

Día a día las investigaciones nos proporcionan nuevas informaciones sobre las tendencias climáticas a escala global. Pero no es para escandalizarnos, más bien es para aprender a adaptarnos a la evolución que experimenta la naturaleza con el paso de los años. 

En las próximas cuatro décadas la corriente en chorro del Atlántico Norte podría experimentar una desviación respecto a su situación actual. La atención está en las consecuencias sociales y económicas que provocaría este cambio, principalmente en Europa y Estados Unidos. Antes de continuar, resulta de vital importancia entender qué es una corriente en chorro o jet stream.

Corriente en chorro
Precisamente, una gran elongación de la corriente en chorro o jet stream determinará el tiempo de las próximas fechas en Europa.

Las corrientes en chorro (también presentes en el hemisferio sur) son corrientes de viento significativamente intensas, originadas por la diferencia de temperatura entre la zona de los trópicos y los polos. Estas bandas de viento "serpentean" constantemente en torno a los 200 hectopascales (11.000 metros sobre el nivel del mar). Siempre se dirigen de oeste a este, independientemente del hemisferio en que se ubiquen.

Una investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, recientemente, ha utilizado muestras de núcleos de hielo antiguos de Groenlandia. De esta manera han conocido lo ocurrido con la corriente en chorro durante los últimos 1250 años. Posteriormente, a partir de modelos numéricos, simularon el incremento de temperatura constante que afectaría su trayectoria en el futuro futuro.

¡Aquí viene lo preocupante! Si las emisiones de gases efecto invernadero siguen altas, la corriente en chorro se desviará hacia el Polo Norte. ¿Cuáles serían las consecuencias? Una mayor frecuencia de inundaciones y sequías, alterando drásticamente los patrones meteorológicos que conocemos hasta el momento.

La corriente en chorro, detrás de catástrofes naturales y de grandes crisis sociales

Este tipo de investigaciones nos recuerdan la importancia de la visión integral y holística para adaptarnos a estos cambios. Por ejemplo, durante la hambruna ocurrida en el año 1374 en la Península Ibérica la corriente en chorro estaba situada más al norte de lo habitual.

Unos siglos más tarde, en Reino Unido (1728) e Irlanda (1740) las hambrunas provocaron la muerte de casi medio millón de personas. Dicha situación ocurrió bajo condiciones meteorológicas asociadas a vientos débiles de la corriente en chorro. Como consecuencia, los termómetros descendieron drásticamente y las precipitaciones fueron escasas.

¿Algunos eventos actuales que puedan ser explicados por estos cambios de la corriente en chorro? La devastadora ola de calor de América del Norte de este pasado verano y las inundaciones recientes en muchas zonas de Europa quizás sí. Es interesante ver cómo la ubicación e intensidad de la corriente en chorro influye directamente en la evolución de los patrones atmosféricos a corto plazo.

Finalmente, hay que recordar que la ciencia y la tecnología son herramientas que debemos utilizar para nuestro beneficio. Las previsiones nos están avisando con años de anticipación lo que puede ocurrir en nuestro planeta, por lo que es nuestra responsabilidad analizar esta información para aplicarla en nuestra propia adaptación. De esta manera, originamos una "cadena reflexiva" para que las generaciones futuras vean lo amable que es la naturaleza con la especie humana.