Balance de noviembre 2020 en España: cálido y húmedo

El mes de noviembre ha dejado un nuevos récords de temperaturas, inundaciones, granizo y mangas marinas en el levante. En este balance hablamos de los registros extraordinarios que se han dado cita.

Pedrisco Valencia
Las lluvias torrenciales del día 27 de noviembre en Valencia fueron, además, acompañadas en muchos casos de pedrisco. Foto tomada esa mañana en Aldaia, Valencia.

En los primeros 10 días del mes las temperaturas máximas fueron altas, especialmente en el sur peninsular, y las precipitaciones afectaron a casi todo el territorio nacional. Las lluvias más importantes se produjeron en el área levantina, en especial en la provincia de Valencia, superándose los 350 l/m2 en zonas puntuales.

La siguiente decena se inició igual, con temperaturas elevadas, principalmente las máximas en el oeste peninsular y en las Canarias. Las lluvias fueron mucho menos generalizadas, siendo los valores más importantes los que se acumularon en el oeste de Galicia, superándose los 150 l/m2.

Y en los últimos diez días de noviembre hemos tenido de todo un poco. Empezaron un tiempo bastante estable, una situación anticiclónica que dejó nieblas y algunas heladas de cierta importancia en centro y norte peninsulares. Sin embargo, a partir del 24 la situación cambió radicalmente, con un embolsamiento frío que trajo lluvias a la Península y Baleares, y debido también a la borrasca de gran impacto Clement que aún continúa afectando, principalmente, al archipiélago canario.

Temperaturas altas

Las máximas han sido superiores a lo normal en casi todo el país como consecuencia de varios episodios cálidos, principalmente en la primera y segunda decena, con valores elevados en el extremo sur peninsular y en Canarias. En estaciones de AEMET, el valor más alto mensual se alcanzó el día 6 en Melilla con 34,0 ºC.

Este mes dejó varios records de temperatura máxima absoluta. Destacando el más inusual de Teruel, con 26,3 ºC el día 2, y el mencionado de Melilla que superó el valor anterior que databa de 1985.

Los valores nocturnos han sido entre normales y superiores a la media también en todas las comarcas, con la excepción de las áreas montañosas del norte de la Península y en puntos de ambas mesetas, que con la irrupción fría que hubo entre los días 20 y el 25 acabaron atendiendo al promedio. En estaciones de AEMET, que no son de alta montaña, el valor más bajo mensual se produjo el día 22 en Molina de Aragón, Guadalajara, con -7,3 ºC.

Durante este mes se superó la temperatura mínima absoluta más alta en varios observatorios, destacando Almería aeropuerto con 19,9 ºC el día 6, que superó el dato anterior de 1988.

Precipitaciones en general abundantes

Noviembre ha sido un mes entre normal y húmedo si consideramos el conjunto del país, con zonas del extremo occidental peninsular y gran parte del área mediterránea donde la precipitación superó su valor normal. Entre ellas destacan algunos puntos de la provincia de Valencia, con acumulados del 150 %. También fueron superiores a lo normal en áreas de ambos archipiélagos.

Por el contrario, en zonas de la mitad norte de la Península, principalmente en la cornisa cantábrica, las precipitaciones fueron escasas y apenas superaron el 50 % de su valor normal.En este mes se no batió ningún récord absoluto de precipitación máxima en un día.

Consideraciones finales

De nuevo hay que hacer una mención especial a las violentas rachas de viento, en ocasiones huracanadas, que se sufrieron en muchos puntos de nuestra geografía. Cabe destacar las rachas máximas registradas de 149 km/h en el observatorio de Izaña, en la isla de Tenerife, y de 145 km/h en la estación automática de Cerler, Huesca, a 2.371 y 2.374 metros de altitud respectivamente.

El agua embalsada, a fecha de 1 de diciembre, es del 47,0 % de su capacidad máxima, con un valor muy parecido al mes anterior, estamos un 8% por debajo de la media de los últimos 10 años en el agua embalsada en España y un 2% por encima de la misma semana del año pasado.