Los 10 vídeos más impactantes de 2020: tiempo extremo y naturaleza

Hemos hecho una recopilación de los vídeos más impactantes del año 2020 relacionados con la meteorología, la naturaleza o la ciencia. Desde los efectos provocados por el catastrófico huracán Iota, pasando por granizadas descomules o mangas marinas, hasta llegar al número 1. ¿Cuál será?

El top 10 con los vídeos de mayor impacto del año ya es un clásico de Meteored. Nuestra redacción acumula 3 años de búsqueda diaria e incansable de testimonios audiovisuales, que retratan desde los fenómenos meteorológicos más extremos del planeta hasta pequeñas curiosidades, relacionadas con la naturaleza o la ciencia. En esta edición tenemos un ránking demoledor, con algunos episodios que resultaron ser trágicos, como el huracán Iota, la avalancha de Myanmar o la explosión de Beirut. Esta última ha entrado por razones obvias de impacto y, aunque no lo parezca, además mostró una reacción relacionada con la física y la meteorología.

El repaso empieza con una majestuosa ‘nube rodillo’ o ‘roll cloud’ en Block Island
, en el extremo noreste de Estados Unidos. Son nubes alargadas, horizontales y con forma de tubo o rodillo, como su propio nombre indica. Hace poco fueron integradas en el Atlas de Nubes de la OMM como ‘volutus’. Para la novena posición no abandonamos el terreno estadounidense, que en los últimos meses se ha convertido en una fuente inagotable de vídeos impactantes, parte de ellos relacionados con los incendios monstruosos de California. Allí, la ciudad de San Francisco acabó sumergida en una densa nube de humo que dio la vuelta al mundo. Esto sucedió a principios de septiembre, cuando el estado llegó a presentar más de 40 incendios activos.

En el puesto número ocho hemos puesto la granizada descomunal de Hungría de finales de agosto, y uno más arriba las mangas simultáneas que en esas mismas fechas se divisaron frente a las costas de Louisiana, junto a una plataforma petrolífera. En sexto lugar están los efectos del huracán Iota que llegó a alcanzar la categoría 5 poco antes de impactar en Nicaragua y sobrevolar después Honduras y Colombia. A su paso dejó decenas de fallecidos y miles de personas sin hogar, agravando los desperfectos que días antes había dejado el huracán Eta, que llevó esa misma trayectoria. Tras la destrucción de la Isla de Providencia, en Colombia, aparece la lluvia engelante de la ciudad rusa de Vladivostok, que en noviembre dejó literalmente petrificado el paisaje urbano.

En cuarta posición aparecen las cortinas de nieve de la ciudad turca de Hopa, previa llegada a un dramático top 3. En la tercera está la avalancha de Myanmar, en Birmania, que segó la vida de al menos 100 personas; en segunda posición el vendaval de Yekaterinburg, que lanzó por el aire a un viandante, y para la primera solo queda la explosión de Beirut. El 4 de agosto esta ciudad del Líbano sufrió una de las deflagraciones no nucleares más grandes de la historia, que se saldó con 190 muertos, más de 6500 heridos y 300.000 personas sin hogar. Al suceder en un ambiente húmedo, la onda de choque se vió envuelta en una asombrosa nube de Wilson. Ojalá 2021 traiga una clasificación más amable.