Llegan las Perseidas, la lluvia de estrellas: cuándo y dónde verlas

La astrónoma y directora de la Escuela de Ciencias Cosmofísica de Titaguas, Ángela del Castillo, nos cuenta todos los detalles para disfrutar de las famosas Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

Juan José Villena Juan José Villena 09 Ago 2018 - 05:03 UTC
Este fin de semana podremos disfrutar del pico máximo de las Perseidas.

Este fin de semana llegará uno de los eventos astronómicos del año: las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, la lluvia de estrellas más famosa del calendario. Además, esta ocasión será especial al poder disfrutar de unas magníficas condiciones de visibilidad. Allá donde el cielo permanezca despejado, claro. “Este año es peculiar porque en las noches del sábado y domingo estaremos en fase de Luna Nueva y su luz no será impedimento, el cielo permanecerá oscuro”, avala Ángela del Castillo, astrónoma y directora de la Escuela de Ciencias Cosmofísica de Titaguas, Valencia, que ha atendido a Tiempo.com esta mañana.

“En los años anteriores hemos tenido Luna, en fase Creciente, Llena o Menguante, y actúa como farol restando visibilidad”, reafirma la docente, que además augura bastante actividad. “Se espera que caigan entre 90 y 100 meteoritos por hora, dos o tres cada minuto aproximadamente”.

“Se espera que caigan entre 90 y 100 meteoritos por hora, dos o tres cada minuto aproximadamente”.

Las Perseidas es la lluvia de estrellas fugaces más observada al coincidir con la época estival en el Hemisferio Norte y, además, vacacional por excelencia. Ubicar el inicio de la mayor actividad resulta fácil, coincide con el día 10, de San Lorenzo, de ahí su otra nomenclatura de Lágrimas. Aunque el pico máximo se verá en España en la madrugada del 12 al 13 de agosto.

Tras la ‘lluvia’ habrá un regimiento de partículas de hielo y polvo que forman parte de la cabellera del 109P/Swift-Tuttle, un cometa que posee un diámetro de 26 kilómetros y se desplaza a una velocidad de 59 kilómetros por segundo. La última vez que apareció por nuestras inmediaciones fue en 1992, una fecha reciente que asegura una buena actividad. “La Tierra pasa por la estela dejada por el cometa y la gravedad absorbe sus escombros, que trazan las líneas luminosas”, explica Del Castillo.

Hacia dónde hay que mirar y cuándo

Para disfrutar del espectáculo se deben tener en cuenta unas pocas directrices, además de dormir una buena siesta previa observación. “Hay que alejarse siempre lo máximo posible de la contaminación lumínica de las ciudades. Después basta con divisar el cielo abierto con una tumbona o esterilla y una mantita”, aconseja la astrónoma.

Se aconseja dirigir la mirada hacia el este, donde se ubica la constelación de Perseo, y esperar al menos hasta la 1 de la madrugada. Desde ese momento hasta el amanecer la oscuridad garantizará una mejor visibilidad. Con el objetivo de amenizar la espera, Ángela del Castillo y su equipo han preparado en el centro Cosmofísica de Titaguas un par de veladas interesantísimas para disfrutar de las Perseidas, con observación telescópica y visita al Planetario Digital 3D. Un plan muy recomendable.

Publicidad