tiempo.com

Granizo muy grande y calles que son ríos, última hora de las tormentas

Antes de la llegada del calor intenso, las tormentas están dejando su firma en las últimas horas en forma de intensas granizadas y fuertes aguaceros, convirtiendo algunas calles en ríos. Aquí te mostramos las imágenes más impactantes.

Las previsiones se han cumplido y las tormentas están descargando con mucha fuerza esta tarde. Las más intensas se concentran en el noreste peninsular, aunque en otras zonas del centro y de la mitad este también están siendo adversas, aunque algo más dispersas.

Uno de los aspectos más destacables de las tormentas que ahora surcan la Península es la intensidad de la precipitación, recogiéndose bastantes litros en muy pocos minutos, algo que está provocando incidencias en diversos núcleos urbanos, por ejemplo en Andorra (Teruel), donde además la tormenta ha dejado granizo.

En Calanda, otro municipio turolense, tampoco ganan para sustos esta semana. Ayer el pedrisco, que prácticamente cayó sin lluvia, acabó con casi toda la cosecha de melocotón que se estaba recogiendo estos días. Hoy las tormentas han hecho diana de nuevo, descargando granizo de gran tamaño sobre esta localidad.

También en puntos de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia los aguaceros tormentosos están siendo destacables. En algunas zonas del altiplano de Jumilla-Yecla el granizo ha superado los 3 centímetros de grosor, acompañado de chubascos muy intensos.

En la Meseta Norte las tormentas han provocado algunos problemas durante la mañana y el mediodía, debido a la intensidad de la lluvia y al granizo, aunque no ha sido tan grande como el que ha caído en el noreste. En las calles de Gumiel de Izán (Burgos) el agua corría con fuerza. También una tormenta provocaba carreras en las calles de Madrid, donde se ha producido un aguacero intenso y acompañado de granizo.

Según las previsiones de nuestro modelo, las tormentas seguirán siendo intensas en las próximas horas, especialmente en el este y noreste. Con la retirada del embolsamento de aire frío, mañana tenderá a estabilizarse la situación y el calor intenso será el que gane protagonismo a corto y medio. De hecho, la semana que viene podría llegar la segunda ola de calor del verano, y si se mantienen las previsiones, podrían caer algunos récords.