tiempo.com

La segunda ola de calor del verano en España podría estar fraguándose

Tras la actividad tormentosa de hoy, mañana la atmósfera tiende a estabilizarse y a subir las temperaturas. El ascenso continuará el viernes y el fin de semana, en el que se llegarán a superar los 40 ºC de máxima en el sur peninsular. Puede ser el preámbulo de una nueva ola de calor.

Desde la pasada madrugada tenemos tormentas por el cuadrante nordeste peninsular y Baleares, que en algunos lugares están dejando fuertes aguaceros y granizadas. Esta tarde tendremos todavía tormentas fuertes por Cataluña, Aragón y el norte de la Comunidad Valenciana, remitiendo a últimas horas. Las temperaturas descenderán, sobre todo en las áreas afectadas por las tormentas.

En las próximas horas todavía toca estar pendientes de las tormentas en Cataluña, en puntos de Aragón y norte de la Comunidad Valenciana. Podrán ser intensas.

Mañana jueves se impondrá la estabilidad atmosférica, remitiendo la actividad tormentosa. Así el ambiente se mantendrá soleado en la mayor parte del país, con presencia de algunas nieblas costeras en el litoral mediterráneo andaluz. Subirán las temperaturas, salvo en el área mediterránea, donde seguirán parecidas. Ya habrá máximas cercanas a los 40 ºC en el Bajo Guadalquivir.

El viernes repetiremos una jornada soleada y muy calurosa, con presencia de nubes bajas y nieblas por la mañana en el área cantábrica. Calima en las Canarias orientales. Las temperaturas seguirán repuntando, superándose los 40 ºC de máxima en el suroeste peninsular. El fin de semana hará más calor, extendiéndose a más zonas.

Una dorsal cálida abarcará toda la Península, manteniéndose una dana en el Atlántico, entre Azores y las costas de Portugal continental. Lo más probable es que esta situación sinóptica persista durante gran parte de la próxima semana, lo que plantea un escenario de posible ola de calor que toca vigilar.