Una ola de frío dejará heladas de récord a partir de mañana

Este domingo dará por terminado el episodio de nevadas, que en gran parte del centro peninsular han sido históricas. La semana entrante con tanta nieve acumulada en el suelo y despejarse los cielos, las temperaturas mínimas caerán en picado, produciéndose heladas fuertes en muchos sitios.

hielo tejado
Tras las nevadas, en los próximos días el hielo será el auténtico protagonista en gran parte de la Península Ibérica.

El episodio invernal que estamos viviendo desde principios de año, entra en una nueva fase que vendrá caracterizado por fuertes heladas en muchas zonas de la Península Ibérica, batiéndose, previsiblemente, los récords de temperatura mínima absoluta en algunos observatorios.

Este domingo el episodio de nevadas dará sus últimos coletazos. Las precipitaciones en forma de nieve estarán localizadas casi exclusivamente en el noreste peninsular, donde podrá nevar todavía con intensidad. Afectarán principalmente a Aragón y Cataluña, aunque irán a menos según avance la jornada. Además, esperamos lluvias intensas por el suroeste peninsular, con nevadas en la sierra de Aracena, al norte de la provincia de Huelva, y alguna también por la Cordillera Cantábrica.

Mientras tanto, en el resto del país pasará a dominar el tiempo anticiclónico, con una tendencia clara a despejarse los cielos La presencia de una gran cantidad de nieve en una extensa porción del territorio peninsular, provocará un desplome de las temperaturas mínimas, intensificándose las heladas según vayan avanzando los primeros días de la semana. Aunque por el día las máximas vayan subiendo ligeramente (salvo en zonas de niebla), las heladas nocturnas y a primeras y últimas horas del día serán la tónica dominante.

Con la tendencia clara a despejarse los cielos, y la presencia de una gran cantidad de nieve, las temperaturas mínimas se desplomarán hasta dejar, previsiblemente, registros de récord en algunos observatorios.

Se esperan temperaturas mínimas entre los -5 y los -10 ºC en muchas zonas del interior peninsular, siendo todavía más bajas en áreas de montaña y enclaves donde la acumulación de nieve es muy importante. En la ciudad de Madrid el martes o miércoles se podría batir el récord de la temperatura mínima de la ciudad (medido en el observatorio del Retiro), de -10,1 ºC, alcanzados en enero de 1945. Se prevén en la capital de España mínimas que pueden alcanzar los -11 o -12 ºC.

Las fuertes heladas complicarán, si cabe todavía más el normal desarrollo de las actividades en muchas de nuestras ciudades y carreteras. Es mucha la nieve acumulada, que pronto se convertirá en una dura costra de hielo. El tiempo anticiclónico, con noches de cielos rasos y aire en calma, que favorece esas intensas heladas de radiación, se mantendrá durante toda la semana, si bien el pico de frío se alcanzará entre el martes y el jueves. A partir del viernes, las heladas no serán tan intensas, afectando a menos zonas.