StoreWindows10

Fin de semana: la calma que precede a la tempestad

Sábado y domingo serán días estables en la mayor parte del país. Canarias será la excepción, con nubes y chaparrones intensos. Desde allí llegarán las lluvias de la próxima semana.

Juan José Villena Juan José Villena 23 Feb 2018 - 15:11 UTC
Escarcha
Toma de la escarcha que esta mañana se ha divisado en l'Olleria, Valencia. Foto de M.Nieves Sánchez.

En los próximos dos días la bonanza se adueñará de la Península Ibérica y Baleares. Con el aire siberiano y las borrascas acechando, la mayor parte del país vivirá una calma tensa. Y fría. Las madrugadas continuarán dejando heladas por casi todo el interior peninsular, especialmente el sábado. En este día sólo se divisarán algunos cúmulos en el Pirineo Catalán, la vertiente mediterránea y el archipiélago balear que, a duras penas, dejarán cuatro gotas de forma aislada.

En la jornada dominical el mercurio repuntará y la escarcha matinal será liviana. El mediodía deparará máximas algo más agradables. Casi todas las capitales rondarán los 15ºC, salvo las ubicadas a orillas del Cantábrico y en el interior norte, que quedarán algo por debajo. Por la tarde las nubes ganarán terreno por Andalucía.

Canarias sin calma

Las islas Canarias este fin de semana experimentarán de primera mano los cambios que se avecinan a partir del lunes. Allí los cumulonimbos crecerán vigorosos y descargarán chaparrones que podrán ser fuertes, ¡e incluso muy fuertes! Tras la borrasca que hoy sobrevuela el archipiélago, llegará un potente frente frío que barrerá las islas de oeste a este, sobre todo el domingo. El modelo europeo de predicción (ECMWF) anticipa acumulados cercanos a los 100mm en el suroeste de La Palma, Tenerife y Gran Canaria.

Acumulados de precipitación previstos por el modelo ECMWF hasta las 00H del lunes en Canarias.

Los canarios ya están inmersos en la vorágine de borrascas atlánticas que apuntan hacia la Península. En esta última la inestabilidad llegará desde dos flancos. El susodicho atlántico y el centroeuropeo. Por el continente ya se desliza de este a oeste una masa de aire polar continental. Esta advección siberiana dejará registros extraordinarios a su paso por Alemania, Italia o Francia. Aquí llegará de refilón. Al parecer cruzará a tientas los Pirineos el lunes y abrazará la mitad norte peninsular el martes. Con la llegada del aire templado e inestable del Atlántico se producirá un choque de masas que dejará lluvias generales, y también nevadas en el tercio septentrional.

Después, el tiempo será noticia

Entre el martes y el miércoles las nubes desfilarán de oeste a este y de norte a sur. Lloverá en todo el país. Las precipitaciones podrán ser persistentes en la Comunidad Valenciana, Sistema Central y alrededores. En el resto serán localmente moderadas, pero más intermitentes. El primer frente en su viaje hacia el norte se topará con el aire siberiano y una cota de nieve desplomada, de apenas 200 o 300 metros. Quizás más baja. El blanco meteoro podría aparecer en zonas inusuales, como en el litoral cantábrico o catalán. En días posteriores llegarán más frentes y nuevas borrascas. 

Publicidad