Expertos al habla: "estamos ante una gota fría de libro"

Tres expertos hacen un análisis del episodio de lluvias intensas y persistentes que entre mañana y el domingo afectará al este peninsular y Baleares. Se podrían dar acumulados cercanos a los 200 litros por metro cuadrado.

Juan José Villena Juan José Villena 17 Oct 2018 - 15:47 UTC
Gota fría
El episodio de los próximos días parece tener potencial para dejar inundaciones en puntos del este peninsular.

Dentro de 24 horas el este peninsular y Baleares estarán inmersos en cielos grises y lluvias que, puntualmente, serán torrenciales y persistentes. Tanto, que la AEMET ya ha decretado para mañana y el viernes avisos rojos por precipitaciones de hasta 180 litros por metro cuadrado en doce horas en el norte de Castellón. Tres expertos analizan el episodio en Tiempo.com

Enrique Moltó, profesor del Departamento de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante

Desde el punto de vista de la situación meteorológica estamos ante una gota fría de libro, eso es indiscutible. No obstante, la concurrencia del aire frío en altitud y los vientos marítimos de largo recorrido, canalizando un río de vapor de agua procedente de un mar mediterráneo a unos 24ºC hacia los relieves mediterráneos, no se va a dar por igual en todos lados. Desde el sudeste hasta el sur de Cataluña todos vamos a tener la bolsa de aire frío, pero unos estarán en su parte superior delantera, la más favorable, y otros no.

Además, todos tenemos relieves litorales y prelitorales que pueden actuar como disparo ante los flujos marítimos. No obstante, no todos vamos a tener en todo momento esos vientos de largo recorrido perpendiculares a los relieves, porque no está clara esa dirección y porque la orientación de nuestras montañas es muy caprichosa. Pues bien, esto último y la posición exacta del embolsamiento de aire frío nos hacen dudar de quién será el que más precipitación reciba, aunque los modelos se inclinen en las salidas de la mañana del miércoles por zonas de Castellón y Valencia. Lo siento por los que quieren predicciones seguras, pero la incertidumbre existe.

Joan Carles Fortea, meteorólogo de À Punt

La situación meteorológica que estamos a punto de vivir los próximos días apunta que tendrá energía suficiente para generar lluvias torrenciales y persistentes. Los registros históricos de estos meses, y los sucesos recientes en Mallorca y el sur de Francia, nos recuerdan la capacidad de la cuenca mediterránea para desarrollar situaciones de lluvias muy intensas y persistentes.

Al final del miércoles llegará una profunda vaguada al noroeste de la Península que quedará aislada el jueves en el golfo de Cádiz. Esta entrada generará la formación de nuevos centros de bajas presiones en el sur de la Península Ibérica, que succionarán parte de la masa de aire húmeda de las Baleares.

A partir del jueves por la tarde las condiciones serán de gran inestabilidad en el litoral oriental peninsular y en Andalucía, favorables para la formación de grandes núcleos de tormentas, que se agruparán, y podrán llegar a formar sistemas convectivos de mesoescala, alimentados por un río de humedad desde el Mediterráneo. La orografía y la dirección final del viento en superficie decidirán dónde se acumularán las cantidades más importantes de lluvia, que ahora apuntan a Tarragona, Castellón y Valencia. Situación potencialmente peligrosa por la cantidades de lluvia que podrá generar y acumular, y que recordaremos.

Francisco Martín, meteorólogo colaborador en Tiempo.com

La segunda quincena de octubre no suele defraudar en lo meteorológico. Las aguas del Mediterráneo aún están relativamente cálidas, y las vaguadas, DANAs o frentes fríos nos suelen “visitar” con frecuencia. Pero además, y en algunas ocasiones, los mecanismos atmosféricos a escala sinóptica se conjugan para establecer sobre el Mare Nostrum un flujo intenso y húmedo. No hace falta mucha inestabilidad para generar precipitaciones copiosas y tormentas muy organizadas, tan solo que las estructuras en niveles altos ayuden un poco para que se desencadene un temporal de levante sobre las costas españolas: viento, precipitaciones y oleaje.

Y esto parece que, muy probablemente, puede ocurrir entre los días 17 y 21 de octubre de 2018. La ubicación estratégica de bajas sobre el norte de África, y un anticiclón europeo, puede generar un “río atmosférico” o un flujo de levante de largo recorrido marítimo como para que pueda soportar y mantener precipitaciones muy significativas en la costa mediterránea española. Y todo ello bajo la atenta “mirada” de una o varias DANAs (o borrasca fría aislada, BFA, si consideramos sus reflejos en superficie).

Prácticamente ninguna región española se verá libre de las precipitaciones, especialmente del área mediterránea, esa es la buena noticia. La mala, algunos puntos de entre Almería y Gerona. Allí las precipitaciones podrían caer intensamente, sin descartar las costas españolas de Alborán (desde Cádiz a Almería). El temporal costero y el fuerte viento también están asegurados para los próximos días.

Publicidad