tiempo.com

Ecocidio en Ucrania: la naturaleza asfixiada por incendios y vertidos

Las reservas naturales de Ucrania corren peligro. La guerra entre los países vecinos ha provocado una afectación todavía desconocida sobre cientos de especies. Hablamos del ecocidio.

Ecocidio Ucrania
Ucrania se enfrenta al peor ecocidio en años. Transcurrirán más de dos décadas hasta recuperar el espacio natural dañado. En la imagen, refinería de petróleo bombardeada.

Hasta hace unos meses, el sur de Ucrania era un auténtico refugio natural. Sus humedales, marismas y bosques eran el hogar de miles de especies, un gran ecosistema en la desembocadura del río Dniéper. En la actualidad, todo es muy diferente: ha pasado de ser un gran centro ecológico a una zona de ofensiva rusa catastrófica.

Decenas de años para volver a la normalidad

Según Yevheniia Zasiadko, ecologista ucraniana de Ecoaction, se necesitarán por lo menos 20 años para recuperar el espacio natural dañado. Primero fueron los bombardeos en los depósitos de combustibles y fábricas, por lo que la contaminación del aire, del suelo y del agua se dispararon. Ahora hablamos, también, de incendios irreversibles y de millones de personas huyendo.

¿Qué es un ecocidio?
Es el daño masivo de los ecosistemas, es decir, es la destrucción de la naturaleza de forma generalizada o a largo plazo.

Se habla de un ecocidio, más de 200 hechos que sirven como prueba ante este crimen ecológico. Según Ucrania, solo queda encomendarse a la Comisión de Compensación de Naciones Unidas, quienes contemplan esta situación y con la que se podría compensar las pérdidas de los recursos naturales. Pero, todo ello dependería del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia tiene capacidad de veto.

¿El punto de mira? Las zonas industriales

Según los ecologistas, la principal amenaza para el medioambiente es el impacto de los combates sobre las plantas industriales. Por ejemplo, el largo bombardeo que ha habido en Azovstal, uno de los centros militares más grandes de Europa, ha liberado a la atmósfera, a los suelos y a las aguas una incalculable cantidad de sustancias tóxicas.

Los incendios continúan desde el 24 de febrero (cuando comenzó la guerra) y no solo eso, la dificultad para calcular el impacto de la contaminación cada vez es más grande, por muchos motivos. Los ecologistas aseguran que no se había visto este nivel de destrucción desde hacía mucho tiempo.

Contaminación ambiental, de alimentos y deforestación

Ucrania es uno de los países exportadores de trigo más importantes del mundo. Ahora, el sur del país se enfrenta a la infiltración de los tóxicos que dejan los ataques. También, los ataques han dejado a 1,4 millones de personas sin agua y a 4,6 millones con acceso limitado.

La competencia por los recursos cada vez es más grande y el acceso a ellos bastante difícil. El conflicto bélico ha provocado el desplazamiento de ocho millones de personas hacia el oeste. Una acción que favorece el uso masivo de la madera en los bosques como método de calefacción. En definitiva, espacios naturales, culturales y espirituales que, ni a muy largo plazo, podrían ser lo de antes.