tiempo.com

Parques naturales españoles cada vez más concurridos, ¿cosa de la pandemia?

La pandemia nos ha servido para percatarnos de que la naturaleza está más cerca de lo que pensábamos. Los espacios naturales del país han experimentado un crecimiento importante de visitas después de la COVID-19. Las restricciones, las medidas y los confinamientos han implicado una necesidad creciente de respirar aire puro.

Collserola
El Parque Natural de Collserola és el más concurrido de España, con 6,4 millones de visitas el 2021.

La pandemia de la COVID-19 nos ha hecho cambiar nuestros hábitos, rutinas y usos del espacio público. Uno de los cambios más importantes que nos constatan las estadísticas es el incremento de afluencia en los espacios naturales de nuestro país.

La necesidad de esparcimiento ha implicado un acercamiento de la sociedad a la naturaleza para practicar distintas actividades: desde excursiones o deporte hasta el ocio, pasando por la educación ambiental en familia.

Collserola, el Teide y Guadarrama: los más visitados

El espacio natural más concurrido de España se encuentra en el área metropolitana de Barcelona. El Parque Natural de Collserola batió récord histórico de visitas en 2021, con 6,4 millones. Este año las cifras indican que se terminará con más de 5 miliones de visitas, se trataría de un dato superior a la media de los años precedentes a la COVID-19.

La gestión del uso social debe ser un eje estratégico para los distintos gestores de los espacios naturales en España

El AMB y el Consorci del Parc Natural de la Serra de Collserola -su órgano gestor- son más conscientes que nunca de la necesidad de un nuevo modelo de uso público que compatibilice la afluencia de los visitantes con la preservación ambiental y la mejora de los valores ecológicos. En este sentido, el planeamiento territorial es clave.

El nuevo Pla Especial (PEPNat) propone dos estrategias en relación al uso público, basadas en reforzar la red de infraestructuras y concentrar las actividades en la periferia parque, para disminuir la dispersión de usuarios en zonas sensibles del interior.

La concentración de usos en el llamado "espai funcional", junto a la implementación del verde urbano, implica un aumento de la connectividad social entre la montaña y la ciudad, y una consolidación de la infraestructura verde. Está demostrado científicamente que una ciudad llena de asfalto, edificios altos y tejido urbano compacto induce a más posibilidad de lluvias torrenciales.

Sierra de Guadarrama
La sierra de Guadarrama es otro ejemplo del crecimiento exponencial de visitantes durante este siglo.

Otro caso muy significativo lo encontramos en Canarias. El Teide es el segundo paraje natural más visitado del país, con más de 3 millones de visitas durante el 2021, aunque este tiene un cáriz más turístico que de uso local.

En tercer lugar encontramos Guadarrama. La proximidad del área metropolitana de Madrid implica un público potencial de más de 5 millones de habitantes, hecho que se convierte en un reclamo de aire puro y naturaleza muy cerca de la gran ciudad. El año pasado fue concurrido por más de 2,6 millones de huéspedes.

Tendencia creciente de huéspedes

Los usuarios de la Red de Parques Nacionales, contabilizados por la vicepresidencia tercera del gobierno- Ministerio Para la Transición Ecológica, ha experimentado un crecimiento sustancial desde principios de este siglo. En los años 2000 el balance de visitantes rondaba los 10 millones, mientras que en 2018 se registraron 15.243.157 de personas.

La concurrencia más sorprendente en las últimas dos décadas la encontramos en el Parque de Cabañeros, en Castilla la Mancha. En 1996 se registraron 26.000 visitas, mientras que el año pasado este marcador llegó a los 100.700.

La afluencia creciente de visitantes debe ser un factor imprescindible en la planificación de estos espacios naturales. La finalidad de una buena planificación y gestión de un parque natural es que la preservación de la biodiversidad, la conservación de procesos ecológicos o la mejora paisajística puedan ser compatibles con el ocio y el deporte.

El caso de Sierra Nevada también es espectacular. La escalada de usuarios nos habla de 250.000 en 1999 hasta 520.000 en 2021. Estas cifras suponen una expansión superior al 100%. Un caso parecido lo encontramos en las Islas Atlánticas de Galicia, con 172.000 visitas en 2003 a las 456.000 en 2020.