tiempo.com

Decir que pronto veremos los 50 ºC en España es temerario

Hace unos días trascendió que España podría ver temperaturas máximas de 50 ºC antes de 2030, una información bastante atrevida que no deja de ser una opinión personal, una conjetura.

Termómetro ardiendo
Las temperaturas están subiendo de forma evidente en la Tierra, es algo corroborado por los datos y desvirtuado por las conjeturas.

La segunda ola de calor que dio lugar a que se produjeran numerosos récords de temperaturas en España, tanto máximas como mínimas, y que esperamos ofrecerlos dentro de pocos días, finalizó el 26 de julio, lo que no quiere decir que las temperaturas descendieran notablemente. Sencillamente bajaron algo, y eso fue suficiente para que no se diesen las condiciones como para que recibiera oficialmente esa denominación.

Pese a esa circunstancia, y a falta de algunos datos, ya se puede afirmar que ha sido el julio más caluroso de la serie que comienza el año 1961, superando al de 2015 que era el que hasta ahora ocupaba el primer lugar. También podemos señalar que, pese a las noches tropicales que comentábamos ayer, las anomalías de las temperaturas máximas han sido superiores a las de las temperaturas mínimas.

Desde el lunes día 1 de agosto, hemos vuelto a vernos involucrados en una nueva ola de calor, aunque probablemente no llegarán a alcanzarse valores tan extremos como en la que finalizó hace poco. De hecho, hoy las temperaturas ya comenzarán a descender, sobre todo en la vertiente cantábrica, en el golfo de Cádiz y en el sur del de Valencia. Este sábado repuntarán en el noroeste peninsular.

Sobre los 50 ºC en España

Por otra parte, y dado el dato que alguien sacó a la luz recientemente aseverando que en el año 2030 abundarían en la Península temperaturas máximas de 50 ºC, quiero señalar que esa información es, cuanto menos, temeraria, porque no existe posibilidad científica de hacer esa matización.

Es evidente, puesto que los datos registrados así lo revelan, que desde mediados del siglo pasado, aproximadamente, se viene experimentando un “calentamiento global”, lo que no quiere decir que cada año sea más caluroso que el anterior, hay picos, pero sí que la pendiente ha sido claramente ascendente.

Hablemos de calentamiento global, no de cambio climático

La expresión “calentamiento global”, que tiene sus correspondientes consecuencias, me parece mucho más acertada que “cambio climático”, pues el clima de la Tierra viene cambiando constantemente desde su existencia hace unos 4.600 millones de años, mucho antes, por tanto, de la existencia del hombre. En cualquier caso, quizá se podría mencionar como “cambio climático actual”, poniéndole apellido. No sé quién o quiénes acuñaron el concepto “cambio climático”, aunque tengo fundadas sospechas, pero, a mi juicio, estuvieron poco afortunados. ¡Vamos, que es un error!