Estimando los vientos del súper tifón Haiyan

Mucho se ha debatido y se debatirá de los vientos y rachas máximas del súper tifón Haiyan, antes y al golpear Filipinas. Pero todo no esta dicho.

En ausencia de mediciones directas de la velocidad del viento, uno de los métodos comunes usados para estimar la intensidad de los ciclones tropicales es la técnica de Dvorak. Desarrollado hace tres décadas por el meteorólogo estadounidense Vernon Dvorak, la técnica calcula las velocidades máximas del viento mediante el análisis de las diferencias sutiles en imágenes visibles e infrarrojas  tomadas desde satélite. Sin embargo, el método Dvorak no mide directamente los vientos de un ciclón tropical, y algunos meteorólogos creen que sobreestima la velocidad máxima del viento en algunas circunstancias.

Dado que las organizaciones meteorológicas no envían aviones caza huracanes para controlar los tifones y los ciclones en el Pacífico, y pocos instrumentos en tierra sobreviven a un intenso ciclón, el Centro Conjunto de Advertencia de Tifones y otros grupos tuvieron que depender en gran medida del método Dvorak para estimar la velocidad del viento del súper tifón Haiyan. Como meteorólogo Eric Holthaus señaló, que el tifón incluso superó el máximo de la escala de Dvorak, logrando mejores resultados que un 8.0 en una escala de 8.0, mientras Haiyan se acercaba a las Filipinas el 7 de noviembre de 2013.

Los escaterómetros o dispersómetros, un tipo de radar de microondas, también pueden medir la fuerza de los vientos de un ciclón. El doble haz del dispersómetro en el satélite de la Organización de Investigación Espacial de la India, Oceansat – 2, por ejemplo, se puede utilizar para medir la fuerza de los vientos en la superficie del océano. El 6 de noviembre de 2013, Oceansat – 2 midió los vientos de superficie de Haiyan a las 9:30 am hora local (5:30 pm PST), como se muestra en la imagen de arriba. Las flechas indican la dirección del viento y los colores indican la velocidad del viento, con tonos más oscuros en púrpura indicando vientos fuertes (los más fuertes son de color rojo.) Como es típico en los ciclones en el hemisferio norte, la zona de vientos más fuertes se situaba al noreste del centro de la tormenta.

De acuerdo con los datos de Oceansat – 2, que fue procesado por los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) utilizando una técnica experimental, los vientos del tifón alcanzaron en su punto máximo entre los 190 y los 300 kilómetros (120 y 128 millas) por hora en el momento de la medición –  los suficientemente fuertes  como para ser devastadores del paisaje.
Sin embargo, es importante señalar que los vientos máximos fueron probablemente más fuertes que los medidos por Oceansat – 2, explicó Bryan Stiles del JPL. Los algoritmo de su grupo  promedian los datos del Oceansat – 2 a través de un cuadrado de 24 por 24 kilómetros (15 por 15 millas) de la zona, lo que da un valor un poco más bajo que los vientos máximos absolutos del ciclón. Stiles estimó que las velocidades máximas del viento fueron probablemente un 20 por ciento más intensas – alrededor de 240 kilómetros (150 millas) por hora, cuando Oceansat – 2 adquirió los datos, pero su equipo aún no ha tenido tiempo para realizar un análisis riguroso.

" La resolución de los dispersómetros suele ser alrededor de 25 y 50 kilómetros, por lo que no son capaces de resolver los vientos máximos del ciclón ", explicó  el  meteorólogo Brian McNoldy de la Universidad de Miami. "Trabajan en el principio  sobre la rugosidad  que el viento genera en la superficie del océano. Así que, en cierto sentido,  realmente no miden el viento en un ciclón tropical. Lo que hacen es detectar diferencias en cómo la radiación es dispersada por la superficie del océano, y luego un modelo complejo se utiliza para respaldar qué velocidad del viento se encargaría de esa cantidad de rugosidad”.

“La conclusión es que los meteorólogos van a debatir cuáles eran las mayores velocidades de viento de Haiyan durante algún tiempo", dijo Jeffrey Halverson, meteorólogo de la Universidad de Maryland en el Condado de Baltimore. “Lo mejor que podemos hacer es apuntar a los puntos fuertes y débiles de cada pieza de la tecnología o la técnica que utilizamos para estimar los vientos – ya sea Dvorak, un dispersómetro, o un barómetro. Dado que carecemos de confianza en la medición in situ de Haiyan, tenemos que utilizar las barras de error de anchas”.

Otras lecturas

1.                              NASA Earth Observatory (2012, October 28) Comparing the Winds of Sandy and Katrina. 

2.                              NASA Jet Propulsion Laboratory Oceansat-2 Scatterometer Level 2B Ocean Wind Vectors in 12.5 km Slice Composites, Version 2. 

3.                              item two

4.                              NASA Jet Propulsion Laboratory (2013, November 8) NASA Peers Into One of Earth’s Strongest Storms Ever.

5.                              New Republic (2013, November 11) How Strong is Super Typhoon Haiyan? 

6.                              NOAA What is the Dvorak technique and how is it used? 

7.                              Business Insider (2013, November 8) Missing Data Means We May Never Know The True Power Of Super Typhoon Haiyan. 

 

DDDatos cortesía del Jet Propulsion Laboratory y del Indian Space Research Organization’s Oceansat-2 Mission. Figura de Adam Voiland,  con la información de Alexander ForeBrian McNoldy, y Bryan Stiles.

Instrumento: OceanSat-2 – OSCAT

Fuente: NASA Earth Observatory

http://earthobservatory.nasa.gov/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>