La temperatura de disparo

A partir de un radiosondeo, se puede determinar qué temperatura superficial es necesaria para que comiencen a crecer nubes de desarrollo vertical (cúmulos y cumulonimbos), a partir del conocido como NCC (Nivel de Condensación Convectivo). El calor del suelo "dispara" la convección.

La convección (corrientes de aire ascendentes) es el mecanismo que propicia el crecimiento de las nubes de desarrollo vertical: los cúmulos y los cumulonimbos. La temperatura del suelo es un factor clave en la formación inicial de un pequeño cúmulo y su posterior desarrollo, lo que se inicia en el llamado NCC (nivel de condensación convectivo). En el video se explica qué es la conocida como temperatura de disparo. Cuando logra alcanzarse o superarse, se “dispara” el crecimiento de las nubes cumuliformes a partir del citado NCC.

Esta entrada se publicó en Vídeos en 12 Abr 2021 por José Miguel Viñas