tiempo.com

Israel rellenará el menguante Mar de Galilea con agua desalinizada

Israel, líder en potabilizar el agua de mar, planea bombear el exceso de producción de sus plantas desalinizadoras al mar de Galilea, agotado por el uso excesivo y amenazado por el cambio climático

Imagen del norte de Israel y Mar de Galilea a fecha de 18 de septiembre de 2022. NASA

Notas de Wikipedia: El Mar de Galilea, también llamado mar o lago de Tiberíades, lago de Genesaret y lago de Kineret es un lago de agua dulce de Asia occidental, situado en la región del Próximo Oriente, y perteneciente a Israel, incluida una estrecha franja costera de 10 metros de anchura en su costa nororiental. En la orilla oeste se sitúa la ciudad de Tiberíades, construida por Herodes Antipas en honor al emperador romano Tiberio.


Ubicación del Mar de Galilea en la zona de Israel. Wikipedia

Israel ahora planea enfrentar el desafío invirtiendo el flujo de agua a través de su vasta red de bombas, tuberías y túneles que datan de la década de 1960, el Transportista Nacional de Agua.

Las autoridades elogian el proyecto como un escaparate de la tecnología de gestión del agua y desalinización de vanguardia de Israel, que también puede ayudar a profundizar los lazos con los estados árabes áridos.

Sin embargo, por ahora, dicen los expertos, se necesita una acción urgente para preparar al país para el calentamiento global junto con el rápido crecimiento de la población.

La temperatura promedio de Israel ha aumentado 2 ºC en las últimas dos décadas, dijo Noam Halfon, investigador del Servicio Meteorológico de Israel.

Un invierno húmedo acaba de llenar el lago, pero su nivel se redujo sustancialmente en los años de sequía de 2014-2018, un presagio potencial de lo peor por venir.

"Algunos modelos predicen que tendremos menos precipitaciones en general, una reducción del 10 o 15 por ciento en la segunda mitad del siglo XXI", dijo Halfon.

El rápido crecimiento de la población de Israel se suma a la necesidad del nuevo proyecto de infraestructura de agua, dijo. "Cada 30 años duplicamos la población. Sin este proyecto, sería una situación terrible".

Cohen dijo que el proyecto de más de $ 300 millones revertirá, para fin de año, el flujo del sistema que anteriormente entregaba agua del lago a áreas de todo el país.

"En el momento en que el agua fluya a través de la tubería, trayendo el exceso de agua de las plantas de desalinización en el centro, podemos elevar el nivel del Mar de Galilea y se convertirá en un reservorio operativo", dijo.

Aproximadamente a una hora de viaje en la costa mediterránea, David Muhlgay se sirvió un vaso de agua hecha por la planta desalinizadora de Hadera, una de las cinco en Israel.

Israel ha pasado del agua como un producto escaso a una abundancia de agua en 15 años, lo cual es fenomenal”, dijo Muhlgay, CEO de OMIS Water Ltd.

Su planta produce 137 millones de metros cúbicos al año, el 16 por ciento del suministro de agua potable de Israel, con capacidad para producir 160 millones de metros cúbicos.

La planta junto al mar se encuentra junto a la planta de carbón y gas que la alimenta, lo que subraya las contradicciones en la adaptación a la crisis climática a través de la desalinización que consume mucha energía.

"Es necesario obtener electricidad", dijo Muhlgay, argumentando que, por ahora, solo los combustibles fósiles pueden hacer el trabajo.

"No puede depender, por el momento, solo de fuentes renovables".

La experiencia de Israel en desalinización ha abierto nuevas vías diplomáticas en el Medio Oriente, donde escasea el agua, donde ha establecido vínculos con los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Marruecos.

Esta entrada se publicó en Noticias en 21 Sep 2022 por Francisco Martín León