Copernicus monitoriza los catastróficos incendios de Australia

Debido a los virulentos incendios forestales, los problemas generalizados en materia de calidad del aire, provocados por unos valores de materia particulada en superficie sumamente elevados, afectarán a un gran número de personas durante los próximos días

Francisco Martín León Francisco Martín León 14 Nov 2019 - 03:30 UTC
Imagen MODIS-Terra de los incendios en Australia para el 12 de noviembre de 2019. NASA
Penachos de humo sobre Nueva Gales del Sur (izquierda); poder radiativo del fuego total en Nueva Gales del Sur desde 2003 (derecha). Crédito: CEPMPM / Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS)

Ante el número considerable de incendios forestales que registra Nueva Gales del Sur y Queensland (Australia), el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) monitoriza su intensidad y sus emisiones. Los datos recopilados por el CAMS muestran que estos incendios no tienen precedentes en Nueva Gales del Sur si tomamos como referencia los últimos 16 años.

El CAMS, que se presta a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Unión Europea, proporciona previsiones diarias de las emisiones producidas por los incendios a escala global gracias a su Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS, por sus siglas en inglés), que integra los datos del poder radiativo del fuego (en inglés, FRP) recabados mediante sensores satelitales.

Poder radiativo diario total del fuego comparado con la media diaria del periodo 2003-2018 para Australia (izquierda) y Australia Occidental (derecha). Crédito: CEPMPM / Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS)

Las imágenes satelitales recientes muestran unos penachos de humo de gran envergadura sobre Nueva Gales del Sur y Queensland que han convertido el día en noche en determinadas zonas. Los incendios han ardido con inusitada intensidad en lugares que no suelen verse gravemente afectados, como el norte de Nueva Gales del Sur y la región tropical de Queensland, según informan los científicos. El humo proveniente de los incendios ha sido transportado más allá de Nueva Zelanda y se ha extendido sobre el Pacífico Sur. De acuerdo con las observaciones satelitales, podría alcanzar Sudamérica en los próximos días.

Poder radiativo diario total del fuego para Nueva Gales del Sur (izquierda); poder radiativo diario total del fuego para Queensland en comparación con la media diaria del periodo 2003-2018 (derecha). Crédito: CEPMPM / Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS)

Los resúmenes hidrológicos mensuales del Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S), que también se presta a través del CEPMPM, mostraron unas anomalías para agosto, septiembre y octubre que presentaban unos valores de sequedad ambiental considerablemente elevados para Australia oriental que están en consonancia con unas condiciones de sequía a largo plazo y que están contribuyendo al origen de los incendios actuales. La mayor parte del hemisferio sur extratropical, especialmente en Australia y en la parte meridional de África, está experimentando en la actualidad unas condiciones más secas de lo habitual.

Los niveles sumamente elevados de materia particulada atmosférica en superficie también han estado causando problemas relacionados con la calidad del aire: Nueva Gales del Sur ha declarado el estado de emergencia a raíz de los incendios.

La visualización de las partículas finas (PM2,5) sobre Nueva Gales del Sur con la aplicación Windy muestra los elevados valores de materia particulada en la región.

Los usuarios de la app. Windy pueden monitorizar los incendios no ya sólo en Australia, sino en todo el mundo. En efecto, esta ha incorporado un nuevo mapa denominado «Incendios activos». El Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS) proporciona los datos para esta nueva funcionalidad, que muestra la media diaria del poder radiativo del fuego.

Mark Parrington, científico sénior del CAMS, comentó: «Hemos estado monitorizando estrechamente la intensidad de los incendios y el humo que emiten y, al comparar los resultados con la media para un periodo de 17 años, observamos que resultan muy poco habituales tanto en términos de cantidad como de intensidad, especialmente en Nueva Gales del Sur, dado que se han originado en una fase muy temprana de la temporada de incendios».

Si desea más información, visite la web.

Notas a redactores:

Copernicus es el programa insignia de observación de la Tierra de la Unión Europea. Ofrece datos operativos de acceso libre y servicios de información que brindan a los usuarios información fiable y actualizada sobre asuntos medioambientales.

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) se implementa a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Unión Europea. El CEPMPM también implementa el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S). El CEPMPM es una organización intergubernamental independiente que desarrolla y difunde predicciones meteorológicas numéricas para sus 34 Estados miembros y cooperantes.

Puede acceder a la página web del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus mediante el siguiente enlace: http://atmosphere.copernicus.e...
Puede acceder a la página web del Servicio de Cambio Climático de Copernicus mediante el siguiente el enlace: https://climate.copernicus.eu/
Más información sobre Copernicus: www.copernicus.eu
Web del CEPMPM: https://www.ecmwf.int/

Twitter:
@CopernicusECMWF
@CopernicusEU
@ECMWF

Contactos para prensa:
Nuria López

Communications Account Officer
Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio
Shinfield Park, Reading, RG2 9AX, Reino Unido
Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: +44 (0)118 949 9778
Móvil: +44 (0)7392 277 523

Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) ECMWF

Esta entrada se publicó en Actualidad y está etiquetada con Emisiones de incendios forestales, incendio forestal, Megaincendios, Australia, en 14 Nov 2019 por Francisco Martín León
Publicidad