tiempo.com

Condiciones resecas en Alemania nuevamente: hacia el verano con sequía

Alemania puede dirigirse hacia su tercer verano de sequía consecutiva debido a las altas temperaturas y la escasa precipitación. Otros países de Europa padecen una intensa sequía

Imagen de la humedad del suelo de la zona radicular en Alemania para abril de 2020.

Los bosques han sido amenazados por la sequía y las enfermedades en los últimos meses. Según los informes, en abril de 2020, el río Rin se estaba agotando y obstaculizaba el tráfico de buques de carga en todo el país. Si no cae una lluvia significativa en mayo, algunos pronosticadores creen que la industria agrícola del país podría enfrentar a graves problemas.

Las condiciones resecas en la primavera de 2020 siguen a la más cálida de diciembre de 2019 a febrero de 2020 registrada en Europa. Alemania también tuvo una primavera particularmente seca, con poca o ninguna lluvia en muchas áreas desde mediados de marzo.

El Servicio Meteorológico Alemán, DWD, informó que abril de 2020 fue el abril más soleado y el tercer más seco registrado. Los meteorólogos pronosticaron lluvia para principios de mayo, pero no estaban seguros de cuánto podría compensar el déficit de precipitación.

El mapa de arriba muestra la humedad del suelo de la zona radicular en Alemania para abril de 2020.

Los mapas a continuación muestran la misma medida de abril a septiembre de 2016-2019. Los colores representan el percentil de humedad; es decir, la cantidad de humedad del suelo en comparación con los registros a largo plazo del mes.

Las áreas anaranjadas y rojas representan déficits en la humedad del suelo, mientras que las áreas azules contienen más agua de lo habitual.

Los mapas se basan en datos de la misión Gravity Recovery y Climate Experiment Follow On (GRACE-FO), un par de naves espaciales que detectan el movimiento del agua en función de las variaciones en el campo de gravedad de la Tierra.

GRACE mide cambios sutiles en la gravedad de mes a mes. Las variaciones en la topografía de la tierra o las mareas oceánicas cambian la distribución de la masa de la Tierra. La suma o sustracción de agua en varias regiones también cambia el campo de gravedad. Esos datos se integran con otras observaciones terrestres en un modelo numérico de procesos de agua y energía en la superficie terrestre.

En 1951, Alemania experimentaba cerca de tres días calurosos en un año promedio; ahora hay diez.

En 2016, Europa experimentó uno de sus años más calurosos en la historia a raíz de un fuerte El Niño. En 2018, la sequía causó daños a la cosecha de "proporciones nacionales", lo que llevó al gobierno a proporcionar ayuda financiera a los agricultores. 2019 también trajo importantes pérdidas de cosechas y pérdida de ingresos debido a las condiciones de sequía.

Estos últimos años se ajustan a una tendencia más larga de temperaturas más cálidas y menor almacenamiento de agua subterránea. Según el Informe de Monitoreo Climático del gobierno alemán, el agua disponible en los suelos agrícolas ha disminuido en los últimos 50 años. Además, los días calurosos, donde las temperaturas se elevan por encima de 30 ° C, también se están volviendo más comunes.

Imágenes de NASA Earth Observatory de Joshua Stevens, utilizando datos GRACE del Centro Nacional de Mitigación de la Sequía. Historia de Kasha Patel.

NASA Earth Observatory


Esta entrada se publicó en Noticias en 02 May 2020 por Francisco Martín León