tiempo.com

Últimas horas de junio sin grandes calores y con tormentas intensas

El final de junio e inicio de julio se caracterizará por un tiempo típicamente veraniego, con sol y ambiente caluroso salvo por el extremo norte peninsular, donde toca estar pendientes de las tormentas, sobre todo las que tendremos hoy y mañana en los Pirineos.

El caluroso mes de junio de 2022 finalizará con un tiempo típicamente veraniego, aunque con destacada actividad tormentosa preferentemente en el área pirenaica.

Hoy miércoles un frente está cruzando el norte peninsular, nublando los cielos y dejando lluvias a su paso por Galicia, las comunidades cantábricas y los Pirineos. Será aquí durante la segunda mitad del día cuando tengamos tormentas, localmente fuertes en el Pirineo Navarro y Aragonés, que a últimas horas podrán extenderse al centro de Aragón. Calima en las Pitiusas y Melilla y algún banco de niebla en el litoral mediterráneo andaluz. Temperaturas superando ligeramente los 35 ºC en la depresión del Guadalquivir y el valle medio del Ebro.

El jueves seguiremos con nubes y algunas lluvias por el Cantábrico, sobre todo el oriental y con tormentas de nuevo intensas por los Pirineos, sin descartar alguna en el Sistema Ibérico. Descenso general de las temperaturas, particularmente acusado en el cuadrante noroeste. Predominarán los vientos del oeste y noroeste, con cierzo en el Ebro.

A partir del viernes se impondrá el tiempo seco y soleado y se reforzará el calor. Esa jornada las temperaturas únicamente bajarán por el área mediterránea. El sábado el tiempo será marcadamente anticiclónico, con ambiente más caluroso durante las horas centrales del día. El domingo se inestabilizará el tiempo por la mitad norte peninsular, con nubes de evolución diurna que dará lugar a chubascos por la tarde, afectando a muchas zonas. Bajarán las temperaturas, salvo en el Mediterráneo, donde hará más calor.