Una 'gota fría' podría dejar tormentas fuertes a partir del lunes

Tras las recientes tormentas en el este y en el interior de la Península Ibérica, tenemos por delante un fin de semana que comenzará estable, pero que se despedirá con cambios: podría descolgarse una gota fría.

Samuel Biener Samuel Biener 23 Ago 2019 - 07:12 UTC
gota fría
Las tormentas podrían volver al noroeste el domingo, y extenderse a otras regiones de la Península entre el lunes y el martes.

En los últimos días han sido noticia las tormentas severas que han descargado con mucha fuerza en el interior y en el este de la Península Ibérica, destacando el caso de la provincia de Alicante, donde se recogieron en algunas localidades más de 100 l/m2. En la capital de la Costa Blanca nunca había llovido tanto en un día de agosto desde que hay registros, en una serie que comienza a mediados del siglo XIX.

Evidentemente, estos aguaceros han estropeado los planes de muchas personas que buscaban el sol y la playa y se han encontrado con inundaciones. Pero también son una bendición para el monte y los acuíferos tras unos meses en los que no ha caído ni gota. Por tanto, es normal que tras estos sucesos nos lleguen preguntas sobre el tiempo que tendremos este fin de semana. Y parece que hay cambios a la vista.

Sábado muy estable, el domingo llegarán los cambios

Para el sábado se espera una situación muy tranquila en todo el país. De hecho, lo más destacable será el ascenso de las temperaturas en Canarias, con valores diurnos que volverán a superar los 35 ºC en las medianías y en las cumbres. En Gran Canaria el mercurio podría acercarse a los 40 ºC. El riesgo de incendio será de nuevo muy alto.

En el resto de España, temperaturas normales para la época del año, sin excesivos calores. Se verán algunas nubes en el Estrecho, sureste peninsular y Baleares, que podrán dejar alguna gota. En zonas de montaña crecerán nubes de evolución y no se descarta que se produzcan algunos chubascos aislados. Por el noroeste aumentará la nubosidad por la tarde, y en el resto lucirá el sol.

Gota fría sobre la vertical peninsular

De cara al domingo se esperan cambios. Una vaguada -lengua de aire frío en altura- afectará al oeste de la Península Ibérica, donde las temperaturas empezarán a bajar, con probables chubascos y tormentas que afectarán especialmente al noroeste del país. En el resto, algunas nubes; mientras que en el archipiélago canario las temperaturas seguirán siendo bastante elevadas en las islas centrales y occidentales.

A partir del lunes tendremos que estar muy pendientes de la situación meteorológica. Los modelos de predicción señalan que la vaguada se podría desgajar o aislar sobre la vertical peninsular, por lo que hablaríamos de una situación de 'gota fría' o Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA). De cumplirse esta previsión, las tormentas podrían ser intensas en muchos puntos de España.

Sin embargo, todavía es pronto para asegurar nada: la dispersión es grande. Hay mapas que señalan que la vaguada no se desgajará del todo, otros que la DANA se descolgará demasiado al sur. Si encajan las piezas las tormentas volverán a ser fuertes y las lluvias, en algunas zonas, torrenciales. La atmósfera se muestra ya más dinámica, con los primeros descuelgues de aire frío que anunciar la llegada inminente del otoño climatológico.

Publicidad