tiempo.com

A punto de "estallar" una tarde de tormentas en el noreste peninsular

Se avecina una tarde de tormentas localmente fuertes en puntos de Aragón y de los Pirineos, especialmente en el oscense y catalán. En algunos puntos podrá llover intensamente entre viento racheado y granizo. 

tormenta
Esta tarde las tormentas crecerán en el sistema Ibérico y en los Pirineos.

En las próximas horas las nubes de evolución diurna crecerán con fuerza en el sistema Ibérico y en Pirineos, hasta el punto de dejar algunas tormentas fuertes que incluso podrían ir acompañadas de rachas de viento intensas y granizadas. La llegada de aire frío a las capas medias y altas de la troposfera vendrá a contrastar con el calor de la superficie activando su desarrollo. 

Parece que el Pirineo oscense y el catalán, junto con el Ibérico turolense y sus últimas estribaciones en Castellón, tienen más papeletas para que algunos de los chubascos tormentosos de esta tarde sean adversos. Nuestro modelo de referencia anticipa acumulados de entre 10 y 20 litros por metro cuadrado en el Pirineo de Huesca, Lleida y Girona. En el Ibérico las lluvias parece que serán menos cuantiosas, pero no se puede descartar que, localmente, los registros sean parecidos. 

Rayos España
Nuestro modelo prevé una alta densidad de rayos en gran parte de Aragón y en los Pirineos.

Si vamos más allá y analizamos modelos con mayor resolución, se aprecian algunos valores de inestabilidad reseñables. La CAPE (energía potencial convectiva disponible) alcanzará valores moderadamente inestables de entre 1500 y 2000 j/kg que suelen activar el desarrollo de fuertes tormentas. Esta variable no sirve de gran cosa si no acompañan otras como la humedad, que también será suficiente, especialmente en el Pirineo. Aunque el rasgo definitorio de este episodio será el paso de una pequeña vaguada con temperaturas bajas en altura, del orden de -15 ºC a unos 5500 metros, que en su zona delantera creará el contexto ideal para que la absorción del aire cálido disponible en superficie llegue a “buen puerto”: al desarrollo de las mencionadas nubes de tormenta. 

Con todos los mapas en mano, parece muy difícil que se dé la convección organizada, que es la que deriva en tormentas severas. En el Pirineo apenas hay cizalladura (cambios en la velocidad del aire con la altura que permiten que las nubes sean más longevas); en el Ibérico algo más, pero sin representar un factor destacable. Esto no significa que puntualmente no puedan descargar con ganas

La Agencia Estatal de Meteorología ha decretado avisos por lluvias y tormentas en la mitad este de Aragón, llegando al resto del Pirineo oscense y catalán. En estas dos últimas zonas por lluvias de hasta 20 l/m2 en una hora y en la zona oriental aragonesa por granizo y rachas muy fuertes de viento. Los chubascos tormentosos se disiparán tan pronto como la vaguada cruce a lo largo de la noche los Pirineos, aunque mañana reaparecerán en esta cordillera.