El riesgo silencioso de la primera ola de calor... ¡noches tropicales!

Estamos a las puertas de la primera ola de calor del año. Los termómetros marcarán temperaturas muy altas que afectarán a nuestro descanso. Para los próximos días la necesidad de dormir con el aire acondicionado o el ventilador aumentará.

Noches insomnio
Nos encontramos en la época del año más calurosa y sumergidos en una ola de calor. Las noches se convierten en una auténtica pesadilla donde los termómetros no bajan de los 20 ºC.

Nos encontramos en la semana más calurosa de lo que llevamos de año y se nota aún más cuando el descanso se convierte en una pesadilla. Hasta hace unos días la AEMET no presentaba este episodio como ola de calor, pero ayer lanzó un aviso especial por fenómenos adversos que deja a gran parte de la Península y las Islas Baleares sumergidas en una 'ola' que durará al menos hasta el sábado 1 de agosto.

¿Por qué la definimos como ola de calor?

Uno de los principales problemas al hablar de una ola de calor es que no existe una definición precisa y única. Por ello, en muchas ocasiones se ha llegado a 'exagerar' sobre el tema. Ahora bien, aquí se considera 'ola de calor' a un episodio de al menos tres días consecutivos en el que el 10% de las estaciones meteorológicas consideradas marcan temperaturas por encima del percentil del 95% de los meses de julio y agosto, observado entre los años 1971 y 2000.
La situación actual es que gran parte de la Península Ibérica y las Islas Baleares se encuentran bajo la influencia de una masa cálida de origen africano que se ha unido a la fuerte insolación de estas fechas. Según la AEMET, la ola de calor se alargará al menos hasta el sábado, cumpliendo así los tres días consecutivos con temperaturas por encima de lo normal. Valores que irán variando dependiendo de la zona y también teniendo en cuenta los ligeros cambios que la situación meteorológica vaya dando estos próximos días.

Noches tropicales y primeros avisos por calor

Las noches calurosas, las sábanas pegadas al cuerpo y la falta de descanso son algunas de las consecuencias de las noches tropicales que algunas ciudades ya han vivido y otras lo harán a partir del jueves.

En el campo de la meteorología, nos referimos a noche tropical cuando la temperatura mínima es igual o superior a 20 ºC. Aunque este término y valor ha sido motivo de debate, ahora mismo en nuestro país es motivo de falta de sueño, cansancio e incluso mal humor al llegar la mañana. Mañana la ola de calor se agudizará y los termómetros llegarán a marcar temperaturas superiores a los 40 ºC en puntos de la mitad sur, centro, Cantábrico y valle del Ebro.

A partir de mañana las mínimas podrían no bajar de los 25 ºC en algunas zonas. Por ejemplo en Palma de Mallorca, Sevilla, Almería y gran parte del resto de Andalucía el mercurio marcará mínimas de 25 ºC. En ciudades de Extremadura, Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana los termómetros no bajarán de los 24 ºC, y se espera que en gran parte del resto del país las mínimas ronden los 21 y 22 ºC.

Para hoy ya tenemos 76 avisos, muchos de ellos naranjas por temperaturas altas durante el día. Mañana jueves el panorama cambiará, por eso la AEMET ha lanzado 105 avisos, 2 de ellos de color rojo en la zona de Vizcaya, por riesgo extremo de calor.

Temperatura ideal para dormir

Los expertos aseguran que la temperatura ideal para dormir oscila entre los 18 y 21 ºC, haciéndose especialmente complicado a partir de los 25 ºC. En las noches tropicales la temperatura más baja no se produce hasta poco antes del amanecer, por lo que es muy habitual dar vueltas en la cama buscando el lado frío hasta conciliar el sueño. Estos próximos días hay que tener especialmente cuidado con ello. El trastorno del sueño puede ser perjudicial para nuestra salud.