tiempo.com

¡Desfile de borrascas y frentes hasta el fin de semana!

Tras el paso de la borrasca Ernest, sucesivos frentes cruzarán la Península de oeste a este dejando algunas lluvias y condiciones de temporal en zonas expuestas durante los próximos días. Las temperaturas y cota de nieve irán ascendiendo a partir del miércoles.

Las lluvias y el ascenso de la cota de nieve favorecerán los deshielos a lo largo de la semana, aumentando notablemente el caudal de algunos ríos.

Este lunes estamos muy pendientes de la evolución de la borrasca recientemente nombrada como Ernest y que está afectando a la Península Ibérica con un fuerte temporal de noroeste. Sin embargo, cuando este sistema comience a alejarse, no se apreciará una mejoría significativa o al menos duradera. Sí que podrán disminuir transitoriamente las precipitaciones y el viento, especialmente durante la jornada del miércoles. Este día sólo se producirán precipitaciones débiles o moderadas restringidas al extremo norte peninsular y principales macizos montañosos, donde nevará con menos intensidad. Sin embargo, las precipitaciones volverán a generalizarse posteriormente y también el viento, aunque probablemente no con la intensidad que se está registrando al paso de Ernest.

A partir de mediados de semana, una nueva borrasca se instalará en el entorno de las Islas Británicas y su primer frente asociado nos alcanzará por el oeste a últimas horas del miércoles. Este frente dejará precipitaciones en la mitad norte y vertiente atlántica, acompañadas de intervalos de viento fuerte y un nuevo empeoramiento del estado de la mar en las costas atlánticas y del Cantábrico. Pocas zonas se librarán de las precipitaciones el jueves, siendo muy poco probables sólo en zonas costeras del sur y este peninsular. El viento también soplará con fuerza en zonas expuestas a flujos del oeste.

Viento fuerte
En la jornada del jueves el viento volverá a presentar rachas cercanas a los 100 km/h en zonas expuestas al flujo del oeste.

El viernes se mantendrá esta situación, con las bajas presiones sobre las Islas Británicas y sus frentes y líneas de inestabilidad asociadas que seguirán cruzando la Península Ibérica de oeste a este. El viento continuará soplando con intensidad, pudiendo dejar rachas muy fuertes en zonas de montaña y áreas expuestas del litoral Atlántico y Cantábrico. Las precipitaciones seguirán produciéndose, con especial incidencia en zonas de montaña así como en el tercio norte peninsular.

Cotas de nieve en ascenso y deshielos

Aunque seguiremos bajo la influencia de las bajas presiones, las masas de aire tendrán una procedencia algo más meridional, con recorrido por aguas más templadas del Atlántico y no serán tan frías. La nieve quedará restringida a las zonas de montaña, con cotas que se mantendrán por encima de los 1500 metros, bajando sólo en los momentos posteriores al paso de los frentes y preferentemente en el tercio norte de la Península.

A últimas horas del jueves y durante la madruga del viernes, el paso del sector cálido de la borrasca podría hacer subir la cota de nieve nieve por encima de los 2000 metros. Esto puede provocar deshielos significativos en zonas de montaña con el consecuente aumento del caudal de los ríos.

Posible mejoría el fin de semana

Aunque con una apreciable incertidumbre, es bastante probable que a partir del sábado las condiciones mejoren de forma generalizada, quedando las precipitaciones restringidas a zonas montañosas y el extremo noroeste. También amainará el fuerte viento de oeste y noroeste que soplará en la Península en días previos y las temperaturas se mantendrán por encima de los valores normales para la época del año. No obstante, parece tratarse de una mejoría transitoria, ya que existe una elevada probabilidad de que nuevos sistemas frontales alcancen la Península desde el Atlántico con el comienzo de la próxima semana.