El tiempo en la segunda quincena de mayo

En general estas próximas dos semanas se van a caracterizar por la inestabilidad, las precipitaciones y las nubes, veamos con más detalle estos próximos días.

Fernando Llorente Fernando Llorente 15 May 2019 - 07:39 UTC
Verano en Sevilla e invierno en Ávila, así será mayo
Vamos a pasar del calor del verano, plaza de España en Sevilla, a la derecha, a los días invernales, muralla de Ávila, a la izquierda.

Dejamos atrás una primera quincena con una dicotomía espacial muy grande. Por un lado, el extremo septentrional peninsular, con precipitaciones frecuentes, puntualmente abundantes en el oeste de Galicia y con heladas en sus montañas. Por otro el resto de comarcas, especialmente en Andalucía, donde raras han sido las lluvias y que en los últimos días han registrados valores termométricos de auténtico verano, alcanzándose los 37,8 ºC en El Granado, provincia de Huelva.

Astronomía quincenal

Referido a los datos astronómicos para esta segunda quincena de mayo aún ganaremos 26 minutos más de sol, llegando a las 14 horas 50 minutos. Además el Sol ascenderá 3 º, alcanzando los 71º 27’ a final de mes.

Con estas dos variables será difícil que se produzcan entradas frías que puedan provocar heladas o nevadas importantes, dejándolas casi reducidas a las zonas de montaña; sí que se multiplicarán las opciones de que haya grandes aumentos de calor en los próximos meses.

San Isidro Labrador, alza la pata y se mea en "tós"

Para hoy se mantendrán los cielos poco nubosos en la mayoría de las regiones, aunque al final del día se espera un aumento de la nubosidad en el noroeste peninsular debido a la aproximación de una baja atlántica. Las máximas aún subirán algo más, excepto en el extremo septentrional de la Península y en Baleares que se mantendrán. Por el contrario, las mínimas tendrán un descenso generalizado.

La llegada de un sistema frontal provocará que el jueves 16 se produzca un descenso extraordinario de las temperaturas en el noroeste de la Península, acompañado de abundante nubosidad, lluvias y chubascos, que podrán llegar, al final del día, a las regiones del nordeste. Mientras, en la mitad sur peninsular solo habrá nubosidad de tipo medio y alto, estando casi despejado en ambos archipiélagos. Al anochecer es posible que nieve en la cordillera Cantábrica a unos 1.600 metros de altitud.

Durante el viernes 17 continuará el paso del frente frío y la inestabilidad se hará casi generalizada, con precipitaciones en la mayoría de las regiones, ocasionalmente tormentosas y puntualmente fuertes en el nordeste peninsular, con una posibilidad muy baja en el norte de Canarias y no esperándose ni en el resto de este archipiélago ni en el extremo sur de la Península. La cota de nieve se sitúa a unos 1.600 metros en las montañas del norte y centro peninsulares. Temperaturas en descenso generalizado, localmente extraordinario en ambas mesetas, salvo en Baleares y el litoral del sudeste peninsular, que incluso ascenderán ligeramente.

En mayo, no dejes el sayo, por si en vez de derecho, viene de soslayo

El frente nuboso que cruzará la Península dejará algo de aire frío en altura, por lo que para los días 18 y 19 existe una alta probabilidad de precipitaciones en el extremo septentrional peninsular, que también podrían darse en otros puntos de la mitad norte, en especial en las zonas montañosas. En el resto del país predominarán los claros sobre las nubes. La nieve se verá en los sistemas montañosos del norte de la Península a unos 1.500 metros de altitud. Todavía las temperaturas se mantendrán frescas y serán algo inferiores a las normales para la época del año.

Para las jornadas entre el 20 y el 22 la incertidumbre aumenta mucho, con dos escenarios. El más probable pasa por una situación similar a la de los días anteriores, pero sin descartarse la posibilidad de que las precipitaciones se generalicen: los días 20 y 21 en el oeste y centro peninsulares, mientras que el 22 tocaría a la parte este y Baleares. En Canarias solo se espera alguna lluvia en el norte de las islas de mayor relieve. Las temperaturas, aun siendo algo bajas, tenderán a ir ascendiendo.

Por San Fernando, en Andalucía están segando; pero en Cantabria sigue lloviendo y tronando

Si para las jornadas anteriores el pronóstico nos otorgaba una gran incertidumbre, para los últimos días del mes todavía es mucho mayor. Parece que se pueden mantener las nubes y algunas lluvias en el norte y oeste peninsulares y predominar la estabilidad en las demás regiones, sobre todo entre los días 23
y 26
; dando paso al final de mayo a una situación de tormentas vespertinas, principalmente en el interior de la Península. Durante todo el período las temperaturas irán en paulatino ascenso, llegando a ser más altas de lo normal al final en el área levantina.

Publicidad