tiempo.com

Ciclogénesis explosiva y la borrasca Justine, que llegará el viernes

Esta tarde una ciclogénesis explosiva dará lugar a la borrasca Justine. De nuevo, será considerada de alto impacto, con lluvias intensas, nevadas y sobre todo rachas de viento que podrán ser huracanadas.

Borrasca Justine
La borrasca Justine al noroeste de la Península Ibérica el viernes, con rachas de viento huracanadas muy intensas aún océano adentro.

La atmósfera que nos rodea sigue caracterizándose por cambios continuos. Actualmente, una cuña de altas presiones está penetrando por el suroeste de la Península de forma que mañana, previsiblemente, su centro estará situado casi coincidiendo con el centro geométrico de la misma. Al mismo tiempo, las temperaturas irán subiendo en la inmensa mayoría de las regiones, de tal manera que llegarán a alcanzarse máximas de 20 ºC o más en las mediterráneas, donde el mercurio rondará en algunos puntos la marca de 25 ºC, al igual que en Andalucía y la mitad oriental de las cantábricas, además de Canarias.

Frente a la estabilidad y las altas temperaturas, este sábado otra borrasca de gran impacto, que se llamará Justine (no Justina, porque estás borrascas no se traducen), afectará a la Península. No llegará a estar centrada en su interior, pero quedará dentro de su radio de acción y dará origen a precipitaciones en toda la mitad norte y en bastante menor cuantía en otras comarcas, excepto en las mediterráneas. El viento soplará con fuerza y descenderán las temperaturas.

Dos días de tiempo primaveral

Hoy se registrarán precipitaciones débiles o moderadas en las regiones cantábricas orientales y en los Pirineos. En el resto de la Península y en Baleares habrá intervalos nubosos con tendencia a quedar despejado, a pesar de las nieblas matinales en la vertiente mediterránea y en el interior de Cataluña. El cielo estará algo nuboso en el norte de Canarias y despejado en el sur.

Las temperaturas registrarán un ascenso generalizado y predominarán los vientos de poniente excepto en Canarias, donde soplarán del noreste.

Mañana jueves, la estabilidad será casi absoluta en España. Por la tarde aumentará la nubosidad en Galicia, donde se producirán algunas precipitaciones débiles que a última hora podrían extenderse al oeste de Asturias. En las demás regiones se mantendrá despejado, aunque con nieblas matinales en las cuencas del Duero, Ebro, Tajo o Guadiana, y calima en el archipiélago canario.

Las temperaturas diurnas seguirán ascendiendo, excepto en las zonas donde la niebla persista, y tenderán a descender ligeramente las nocturnas. En Galicia soplarán vientos fuertes del suroeste; la misma componente que en Baleares, pero allí serán flojos. En el resto de la Península continuarán predominando los ponientes, excepto en el valle del Ebro donde serán del noroeste.

Calor enero
Mañana será probablemente el día más caluroso de lo que llevamos de año. En puntos del sureste peninsular se superarán los 25 ºC.

A lo largo del viernes irrumpirá Justine

El viernes llegará al noroeste peninsular un frente asociado a la borrasca Justine, que descargará chubascos puntualmente tormentosos en Galicia. Después las precipitaciones se irán extendiendo a las demás regiones cantábricas, Castilla y León y norte de Extremadura. No hay que descartar algunas débiles en el resto de Extremadura, La Rioja y Navarra. La cota de nieve estará en torno a los 1400 metros en la Cordillera Cantábrica y de los 2000 en el Pirineo navarro.

Las temperaturas diurnas subirán en la vertiente mediterránea y tenderán a descender en las demás regiones peninsulares. Soplarán vientos del suroeste que serán fuertes en el cuadrante noroeste en Galicia, Castilla y León y el área del Estrecho.

"La borrasca sufrirá a partir de las 12 UTC de hoy, miércoles, un proceso de profundización muy rápida, llamada técnicamente una ciclogénesis explosiva: caídas de presión del orden de 24 Hpa en 24 horas". Pronóstico de Francisco Martín.

Fin de semana desapacible

El sábado, el frente asociado a la borrasca Justine irá desplazándose por el interior peninsular. Si sigue la trayectoria que lleva ahora, ese día Justine estará al sur del cabo de Brest. Lloverá en gran parte de la Península (no lo hará en las regiones mediterráneas), aunque serán más fuertes y persistentes cuanto más al norte, donde podrán ir acompañadas de tormentas e incluso con granizo. Serán de nieve en los sistemas montañosos. La cota irá subiendo desde los 1000 metros a los 1600 en la Cordillera Cantábrica y el Sistema Central; en los Pirineos, por el contrario, descenderá de los 1400 a los 1000 metros, y en la Cordillera Penibética de los 2000 a los 1200 metros.

Las temperaturas se mantendrán en las regiones mediterráneas y en Canarias, y bajarán en las demás. Soplarán vientos fuertes o muy fuertes del suroeste, sobre todo en la mitad norte y en toda el área mediterránea.

A lo largo del domingo un nuevo frente recorrerá la Península. De este modo, continuarán produciéndose precipitaciones en gran parte del país, aunque serán débiles y aisladas en la mitad sur, sin llegar al litoral mediterráneo. Los chubascos serán fuertes en Galicia, las comunidades cantábricas, Navarra y los Pirineos occidentales. No habrá grandes cambios en las temperaturas y soplarán vientos del oeste al noroeste, con rachas fuertes en muchas zonas.