tiempo.com

El calor dará una tregua hasta el sábado, después será 'asfixiante'

Las temperaturas se mantendrán en valores normales hasta el fin de semana, después registrarán un nuevo ascenso que dejará un ambiente muy caluroso. Estos días también tendremos algunas tormentas.

Calor verano
Hasta el sábado, incluso el domingo, hará bastante calor pero estará en valores normales. A partir del lunes los sobrepasará.

Coincidiendo con la entrada del verano, el pasado día 20, las temperaturas han ido experimentando un ascenso, prácticamente generalizado, que ha sido especialmente acusado en las regiones occidentales de la Península, la zona centro y la cuenca del Ebro, llegando a superarse ligeramente los 40 ºC en los observatorios de Sevilla (41,1 ºC), Córdoba (40,8 ºC) y Badajoz (40,3 ºC). En las calles esos valores fueron superiores, así como en algunas comarcas de esas provincias y en la de Jaén, pero en cambio entre las capitales de provincia situadas a orillas del Mediterráneo, solo en Almería se superaron los 35 ºC, concretamente se alcanzaron 36,2 ºC el lunes.

No son habituales esas altas temperaturas en los inicios de la estación estival pero tampoco son insólitas. Sin ir más lejos, antes de final de junio de 2019 se registraron 40,7 ºC en Madrid y 43,2 ºC en Zaragoza, las cuales constituyeron un récord en mes de junio.

Hoy se prodigarán las tormentas en el norte

En el transcurso del día se irán desarrollando nubes que darán origen a chubascos tormentosos en gran parte de la mitad norte, la Comunidad de Madrid y el este de Castilla-La Mancha, que podrán ser fuertes e ir acompañados de granizo en algunas comarcas de Galicia, Asturias, Cantabria, las provincias de Burgos y Soria y en los Pirineos. También se formarán algunas nubes, pero con escasa probabilidad de que se produzcan precipitaciones, en Castilla-La Mancha, en las provincias orientales de Andalucía y en el norte del archipiélago canario.

Bajarán las temperaturas máximas en la mitad occidental tras una noche bastante calurosa en la meseta inferior, la costa mediterránea y Andalucía, donde habrá mínimas por encima de los 20ºC. Los vientos alisios soplarán con fuerza en Canarias.

Rayos España
Densidad de rayos prevista para esta tarde. Las tormentas se extenderán por casi toda la mitad norte peninsular.

Mañana habrá menos tormentas, pero seguirán produciéndose algunas en las regiones cantábricas, el este de Castilla y León y de Castilla-La Mancha, La Rioja, Navarra y las cordilleras Ibérica y pirenaica. También se registrarán lluvias débiles en las Rías Bajas, más probables por la tarde. Predominará el ambiente soleado en el resto de la Península, Baleares y el sur de Canarias.

Las temperaturas descenderán de forma ligera, excepto en las regiones mediterráneas donde se alcanzarán valores muy parecidos a los del día anterior. Soplarán vientos de componente este en la zona mediterránea, poniente en el resto de la Península y alisios en Canarias.

El sábado habrá probabilidad de lluvias débiles en las provincias de Pontevedra y La Coruña, y algún chubasco vespertino y aislado en la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico y los Pirineos. Cielos despejados o casi despejados en el resto de España excepto en el norte de Canarias donde estará nuboso. Tenderán a subir las temperaturas, pero sin llegarse a extremos superiores a los normales de la época y los vientos tendrán las mismas componentes que el viernes.

En la segunda mitad del fin de semana volverá el calor asfixiante

El domingo solo es probable que llueva ligeramente en el norte de Galicia, en las costas de Asturias, Cantabria y el País Vasco. También se producirá algún chubasco tormentoso en los Pirineos. En el norte de Tenerife y de Gran Canaria estará nuboso mientras que en el resto de España la jornada será muy soleada. Además, seguirán subiendo las temperaturas en toda la Península y en Baleares, alcanzándose otra vez máximas cercanas a los 40 ºC en el oeste de Andalucía. Los vientos serán variables excepto en el archipiélago canario, donde un día más soplarán alisios fuertes.

En los comienzos de la semana que viene el calor será asfixiante. Se superarán los 42 ºC en el valle del Guadalquivir después de unas mínimas que, en algunos casos, no bajarán de los 24 o 25 ºC.