tiempo.com

Un sinfín de borrascas: llegarán tres a España ¡en apenas siete días!

Durante la próxima semana la proximidad de las masas de aire polar y subtropical favorecerá un entorno aún más propenso a la formación de borrascas junto a la península ibérica. Los acumulados de precipitación serán comparables o a un mayores a los de esta semana y la nieve cubrirá las montañas.

Durante la semana que viene el aumento del caudal de los ríos será noticia en muchas regiones

En los últimos días hemos tenido un importante flujo de borrascas procedentes del Atlántico, cuyo origen se ha debido a una particular distribución del chorro polar y las masas de aire frío del hemisferio norte.

El Ártico presenta anomalías de temperatura muy importantes, estando en su conjunto unos 6 ºC más cálido de lo normal. Mientras tanto, las masas de aire frío descienden de latitud y favorecen el desarrollo de borrascas en latitudes casi subtropicales. Esta situación es probable que se mantenga, no solo durante este fin de semana, sino también durante toda la semana que viene.

La masa de aire de origen marítimo tropical que está favoreciendo las abundantes lluvias de estos días, se encontrará mucho más próxima a la polar que se ha asentado sobre Europa. Al aumentar el gradiente térmico, también lo hará el potencial del entorno para formar borrascas nuevas y alimentar a las que ya nos afectan. De momento, la borrasca actual seguirá dejando lluvias durante las próximas horas y su posterior descarga fría garantizará un fin de semana relativamente frío en la mitad norte peninsular.

Será durante el fin de semana cuando la Península quede en una zona de deformación ubicada sobre un collado, una región que separa dos anticiclones y dos borrascas (conocido como un "punto de silla" en matemáticas). En esta región se desarrollará una pequeña depresión que nos afectará durante el domingo y que reactivará las lluvias, siendo localmente fuertes en zonas del interior y sur peninsular.

Este domingo un frente cálido se encontrará con otro frío en la mitad norte peninsular, dejando así nieve a partir de los 1000 a 1200 metros. Durante la madrugada incluso se podrían ver copos en algunas capitales.

Un pequeño frente cálido se encontrará con el aire frío presente en la mitad norte, pudiendo dejar algunas nevadas en zonas de montaña y en los puntos más altos de la Meseta Norte, con cotas en torno a 1000-1200 metros o ligeramente por debajo. Podrían verse copos durante la madrugada o por la mañana incluso en el entorno de las capitales más altas.

Tres nuevas borrascas durante la semana que viene

Tras el paso de esta pequeña borrasca durante el domingo, no habrá apenas tregua con la llegada de nuevos frentes procedentes del Atlántico. El primero, un frente cálido asociado a una nueva borrasca que se situará al noroeste, nos afectará el lunes dejando lluvias moderadas generalizadas en el cuadrante noroeste, que se extenderán más débilmente a casi toda la Península. Los deshielos serán muy rápidos tanto el lunes como el martes y contribuirán a aumentar notablemente el caudal de los ríos.

Borrasca
A mediados de la próxima semana la península continuará entre borrascas, con frentes que irán dejando sucesivos episodios de precipitaciones.

El martes un nuevo frente, aún más activo, alcanzará la Península afectando especialmente al suroeste y zona centro, con lluvias que pueden ser fuertes y persistentes en zonas extensas, con acumulados de más de 100 l/ m² especialmente en el interior y sur de Andalucía y sierras de Gredos y Béjar.

También dejará intervalos de viento fuerte en el interior y mitad sur, con rachas que pueden superar los 60 km/h en zonas expuestas. Estará asociado a un nuevo sistema de bajas presiones que se formará en el entorno de la península y se desplazará hacia el noreste, ubicándose el miércoles entre los golfos de León y de Génova.


A partir del viernes y ya con mayor incertidumbre, una tercera borrasca se aproximará por el oeste peninsular dando lugar a un nuevo episodio de lluvias a medida que sus frentes logren atravesar el territorio, rumbo al Mediterráneo. Su evolución no está muy clara, no obstante lo más probable es que tienda a debilitarse y alejarse hacia el este dando lugar a una pequeña tregua durante los últimos días de la semana.

Por otra parte, en Canarias volverá el flujo del oeste con la llegada de algún frente débil a mediados de semana, mucho menos activo que el anterior y que tan sólo dejará nubosidad variable y algunas precipitaciones en las islas occidentales entre el miércoles y el viernes.