tiempo.com

Una borrasca, sin precedentes este año, saldrá al rescate de España

Tras un invierno muy seco, todo indica que en unos días tendremos un importante cambio de tiempo que nos podría traer lluvias y nevadas importantes. ¿Será un cambio de tendencia que marque el inicio del fin de la sequía?

Si se cumplen las previsiones, en unos días podrían llegar las esperadas y necesarias lluvias tras un invierno extremadamente seco.

El último fin de semana de febrero y del invierno climatológico se despidió con cielos cubiertos y algunas precipitaciones, aunque escasas e insuficientes para paliar la situación de sequía en la que están inmersas varias cuencas. Sin embargo, marzo podría comenzar con cambios importantes.

Inicio de semana con temperaturas suaves y frentes por el norte

De momento, hoy se esperan algunos chubascos dispersos en puntos de la mitad este y en el entorno del Estrecho, mientras que en Canarias caerán algunas lluvias en las islas de mayor relieve. En Galicia, la nubosidad media y alta irá a más conforme pasen las horas. En el resto predominará el tiempo anticiclónico y habrá temperaturas diurnas más altas que las de ayer, superándose los 20 ºC en el valle del Guadalquivir y en el entorno de Bilbao por el viento del sur. El día será más fresco en la vertiente mediterránea.

Mañana, día 1 de marzo y el primero también de la primavera climatológica, llegará un frente que dejará lluvias en Galicia, que se irán extendiendo por la vertiente cantábrica, Meseta Norte y Alto Ebro. Tampoco se descarta algún chubasco en Canarias y Baleares. Las temperaturas seguirán subiendo excepto en el litoral mediterráneo, y serán muy suaves para la época, destacando los más de 20 ºC que se esperan en Logroño y Bilbao. La noche será más fría, con heladas en el interior. En Teruel bajarán hasta los -3 ºC.

El miércoles el frente dejará precipitaciones en el Cantábrico oriental, Pirineos, Aragón y Cataluña, con una cota de nieve que rondará los 1500 metros. Por el noroeste llegará otro sistema frontal y las lluvias empezarán a caer, de nuevo, por Galicia y el Cantábrico. Las temperaturas bajarán de forma acusada en el norte y subirán en la mitad sur y en el este, con valores muy suaves durante las horas centrales del día.

Giro radical del tiempo por una borrasca mediterránea, con posibles lluvias y nevadas de cierta entidad

A partir del miércoles la situación meteorológica puede dar un giro radical, ya que una vaguada polar podría estrangularse sobre la Península Ibérica debido al ascenso del anticiclón, por lo que estaríamos hablando de una situación de lluvias y nevadas que podrían ser importante en bastantes zonas.

El jueves las precipitaciones podrían ser generales en la Península, avanzando de noroeste a sureste, siendo en forma de nieve en zonas de montaña. A últimas horas del jueves la vaguada se encontrará sobre el Mediterráneo, donde podría desgajarse generando una borrasca frente a las costas del este o del sureste, reforzando las precipitaciones por allí y en Baleares. Las temperaturas seguirán bajando por el centro y norte.

De acuerdo con nuestro modelo de referencia, el viernes la situación podría complicarse bastante en el este y Baleares por la presencia de esa borrasca, y podrían producirse chubascos localmente intensos y acompañados de tormenta, con nevadas de cierta entidad en zonas de montaña de la mitad oriental. En el Cantábrico las precipitaciones podrían ser persistentes y en forma de nieve en la cordillera Cantábrica. Las temperaturas bajarán en el este y Baleares, y se recuperarán en el resto.

Si se cumplen las previsiones, el viernes podría ser una jornada bastante complicada en el este y Baleares por la presencia de una borrasca mediterránea.

Para el fin de semana existe bastante incertidumbre, pero podría seguir el ambiente variable e inestable. Aunque se prevé que la baja del Mediterráneo se alejará hacia el este, podría llegar otro descuelgue desde el Atlántico. ¿Será este el punto de inflexión que indique un cambio de tendencia que pueda poner fin a la sequía? Confiemos en la primavera.