La invasión de aire ártico es inminente: hará mucho frío y nevará

Estamos en la antesala de una situación puramente invernal, en la que se irá produciendo un descenso acusado y generalizado de las temperaturas en la Península y Baleares, produciéndose nevadas en cotas bajas de cara, principalmente, a la jornada del viernes.

El tiempo otoñal tiene sus horas contadas, coincidiendo prácticamente con el inicio del invierno meteorológico o climatológico, que tuvo lugar ayer martes, 1 de diciembre. Hoy miércoles irá penetrando por el cuadrante noreste peninsular y Baleares una masa de aire frío que se encargará ya de dejar las primeras nevadas en cotas bajas, principalmente en los Pirineos, donde la cota de nieve quedará situada al final del día entre los 500 y 700 metros. Se registrarán también nevadas en la Cordillera Cantábrica (cota: 800/1000 m), en la Sierra de la Demanda y los Picos de Urbión y también al norte de Mallorca (cota: 800/1200 m).

La situación de hoy miércoles será la antesala de la que comenzará a gestarse mañana jueves, que podemos calificar de puramente invernal. El jueves se irá descolgando (impulsado por una profunda borrasca) una masa de aire muy frío de origen ártico, que entre esa jornada y la del viernes se irá extendiendo por toda la Península y Baleares, provocando un descenso general y muy acusado de las temperaturas. Mañana esperamos las nevadas principalmente en la Cordillera Cantábrica, con la cota situada entre los 1000 y los 1300 m.

Atención a partir de mañana, una masa de aire muy frío se extenderá por todo el territorio peninsular y Baleares. El viernes un frente irá cruzando la Península con lluvias y nevadas a su paso.

El viernes un frente irá cruzando la Península, dejando lluvias y nevadas a su paso. Se desplomarán las cotas de nieve, por lo que las nevadas no únicamente se producirán en las montañas. En el noroeste peninsular la cota caerá hasta los 400 a 700 m. En los Pirineos las cotas de nieve al final del día quedarán situadas entre los 600 y los 900 m, mientras que en amplias zonas del interior peninsular (Meseta Norte y zona centro) la cota de nieve se situará entre los 500 y los 900 m. En resumen, una situación muy invernal.