Los investigadores revelan los 5 alimentos más ricos en prebióticos

El consumo de prebióticos podría tener un impacto más importante de lo que se pensaba en el intestino y la salud en general, según sugiere una nueva investigación. Aquí te lo contamos.

probióticos Alimentos
Un nuevo estudio realizado por la Sociedad Americana de Nutrición ha arrojado nueva luz sobre cómo los probióticos pueden desempeñar un papel crucial en el apoyo a las bacterias intestinales beneficiosas.
Lee Bell Lee Bell Meteored Reino Unido 5 min

El consumo de prebióticos, un tipo de fibra que se encuentra en ciertos alimentos de origen vegetal, podría tener un impacto más profundo en el intestino de lo que se pensaba. Un nuevo estudio realizado por la Sociedad Americana de Nutrición ha arrojado luz sobre cómo los probióticos pueden desempeñar un papel crucial en el apoyo a las bacterias intestinales beneficiosas.

Tras analizar miles de tipos de alimentos, los investigadores identificaron los cinco alimentos con mayor contenido prebiótico. Descubrieron que las hojas dientes de león, las alcachofas de Jerusalén, el ajo, los puerros y las cebollas son los primeros en proporcionar un aporte prebiótico.

Sin embargo, los científicos descubrieron que estos alimentos ricos en prebióticos no sólo favorecen un microbioma sano, sino que también ofrecen cantidades significativas de fibra, un nutriente esencial del que muchas personas carecen en sus dietas.

El poder de los prebióticos

Cassandra Boyd, estudiante de máster en la Universidad Estatal de San José, quien realizó la investigación en colaboración con el profesor adjunto John Gieng, enfatizó los beneficios para la salud de consumir alimentos ricos en prebióticos y aumentar la ingesta de fibra.

"Investigaciones anteriores han indicado que comer alimentos ricos en prebióticos es beneficioso para la salud", dijo Boyd. "Comer de una manera que promueva el bienestar del microbioma mientras se come más fibra puede ser más alcanzable y accesible de lo que se piensa", agregó.

alimentos prebióticos
Tras analizar miles de tipos de alimentos, los investigadores identificaron los cinco con mayor contenido prebiótico.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron el contenido de prebióticos de 8690 alimentos incluidos en la base de datos de alimentos y nutrientes para estudios dietéticos, un recurso ampliamente utilizado en la investigación sobre nutrición y salud. Se encontró que aproximadamente el 37% de los alimentos analizados contenían prebióticos, explicaron los científicos.

Entre los alimentos ricos en prebióticos, las hojas de dientes de león, las alcachofas de Jerusalén, el ajo, los puerros y las cebollas se destacaron con cantidades impresionantes que oscilan entre aproximadamente 100 y 240 miligramos de prebióticos por gramo de alimento (mg/g). Otros alimentos, como aros de cebolla, cebollas en crema, caupí, espárragos y el cereal All-Bran de Kellogg's, también figuraron en la lista con contenidos de alrededor de 50 a 60 mg/g.

"Los hallazgos de nuestra revisión preliminar de la literatura sugieren que las cebollas y los alimentos relacionados contienen múltiples formas de prebióticos, lo que lleva a un mayor contenido total de prebióticos. Estos alimentos son comúnmente consumidos por los estadounidenses y, por lo tanto, serían un objetivo factible para que las personas aumenten su consumo de prebióticos. "

En particular, los artículos que contienen trigo ocuparon un lugar más bajo en la lista, mientras que los alimentos con poco o ningún contenido de prebióticos incluyeron productos lácteos, huevos, aceites y carnes.

¿Qué beneficios aportan los prebióticos?

Mantener un microbioma intestinal saludable se ha convertido en un tema de gran interés entre los investigadores en los últimos años. Varios estudios han relacionado una mayor ingesta de prebióticos con una mejor regulación de la glucosa en sangre, una mejor absorción de minerales esenciales como el calcio e indicadores de una mejor función digestiva e inmunológica.

Si bien la mayoría de las pautas dietéticas actualmente carecen de recomendaciones específicas para la ingesta diaria de prebióticos, la Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos sugiere un consumo de cinco gramos por día.

Los autores del estudio esperan que su investigación sirva de base para otras investigaciones sobre los efectos de los prebióticos en la salud y pueda influir en futuras pautas dietéticas.