Estelas de aviones que no salen en el radar

Existe un buen número de aplicaciones que nos permiten seguir e identificar los aviones en el cielo pero, a veces, hay aviones que no aparecen en el radar. ¿A qué se debe?

Marc Redondo Marc Redondo 22 Jul 2019 - 07:12 UTC
Avión y estela
Hay aplicaciones de móvil que nos permiten rastrear los aviones, pero no todos aparecen

Hoy en día nos pasamos horas y horas mirando el móvil. Posiblemente ahora estas líneas se están leyendo a través de uno. Ya sea para ponerse al día con los periódicos digitales, cotillear dónde están de vacaciones nuestros amigos en las redes sociales o bien hablando a través de un sistema de mensajería con nuestros familiares, el móvil lo es todo para nosotros.

Qué vamos a decir del mundo de la meteorología. Las aplicaciones que nos muestran las previsión son cada vez más precisas y certeras, mejorando su imagen y ofreciendo productos cada vez más novedosos. Es el caso de “El tiempo 14 días”, que usa el reconocido modelo europeo (ECMWF).

Desde hace unos años, un nuevo tipo de aplicación nos permite identificar los aviones que dejan sus estelas en el cielo. Y los que no las dejan. Sabemos que esto depende de las condiciones atmosféricas de la altitud en la que vuela el avión. Pero muchas veces vemos estelas que dibujan formas curiosas y el avión no aparece, o también podemos llegar a escuchar un avión que ni vemos en el cielo ni aparece en nuestra aplicación. ¿Por qué sucede esto?

Cómo funcionan estas aplicaciones

La aplicación más conocida para rastrear aviones es Flightradar24. Tiene una versión gratuita que es más que suficiente para el uso que le queremos dar. A la que observamos un avión en el cielo, al abrir la aplicación veremos datos de ese avión, como la compañía, la ruta, la altitud, la velocidad... entre otros.

Para poder dar toda esta información en el móvil, se necesita que el avión posea un transpondedor o transponder, en inglés, activado. Es un dispositivo que llevan a bordo y que transmite todos los datos de localización y navegación de la aeronave. La clave está en que la señal que emite no está codificada. Es decir, todo el mundo que cuente con un receptor adecuado en tierra podrá tener acceso a estos datos. Quién sabe si en un futuro esto va a cambiar.

El problema es que los receptores en tierra tienen un alcance limitado: entre 250 y 450 kilómetros. Aunque esto no es un inconveniente para este tipo de aplicaciones. La aplicación más usada tiene, a fecha de hoy, más de 20.000 voluntarios en todo el mundo que cuentan con un receptor. Esto permite seguir el 100% de los vuelos en Europa y en Estados Unidos. En el resto del planeta, hay zonas aún no cubiertas, especialmente en zonas marítimas y en países menos desarrollados.

Aviones que no salen en el móvil

Aquí encontramos la polémica. Y es más por desconocimiento que por otra cosa. Muchos consideran que los aviones que no aparecen en las aplicaciones tienen algún fin maléfico. El hecho de que haya aviones que no aparezcan en estas aplicaciones tiene una explicación.

Cuatro estelas de aviones
Cuatro aviones militares surcan el cielo en Tarragona el 16 de julio de 2019. Fuente propia

No todos los aviones comerciales cuentan con un transpondedor tipo ADS-B, el usado para rastrearlos. Algunos de ellos vuelan a diario nuestro país. Tampoco aparecerán en nuestra aplicación los aviones militares y gubernamentales. Cada día hay vuelos de entrenamiento, aparte de los militares de otros países, que surcan nuestros cielos con destinos lejanos. Tampoco veremos los aviones más antiguos. Ni la mayoría de helicópteros. Y cada día, muchos de estos aparatos sobrevuelan España.

Estelas con formas curiosas

Posiblemente los aviones que dejan las estelas más curiosas que podremos ver en el cielo no saldrán en nuestra aplicación. Esto alimenta aún más a los defensores de las teorías conspiratorias. Ya hablamos en su momento de por qué las estelas de los aviones son paralelas.

Pero a veces, vemos aviones que dibujan curvas. En el noreste peninsular suelen deberse a las pruebas que hace Airbus desde su base de Toulouse. Sus aviones acostumbran a descender en latitud y a dar vueltas en territorio español. Pero también tienen fábrica en Sevilla, y algunas veces se les ha visto bajar hasta el sur de la Península. Algunos de estos aviones llevan transpondedor y pueden ser rastreados.

Luego tenemos los aviones militares que vuelan a grandes altitudes. Pueden realizan maniobras que dibujan estelas que no son rectilíneas. Estas aeronaves nunca las veremos en la aplicación.

Publicidad