Una "explosión de aire ártico" congela Estados Unidos

La situación que se está viviendo ahora mismo en Estados Unidos es atípica para el mes de noviembre. Una ola de frío ártico está congelando dos tercios de América del Norte. Lo que debería ser propio del invierno, se ha adelantado al otoño. Aquí te contamos más.

Natacha Payà Natacha Payà 14 Nov 2019 - 09:45 UTC
Nieve Estados Unidos
Una situación atípica en otoño: La ola de frío polar histórica amenaza Estados Unidos

Los estadounidenses están inmersos en una gran ola de frío histórica. La situación continúa siendo crítica en el Medio Oeste y Noreste del país. Según las autoridades, dicha situación ya se ha cobrado la vida de al menos 7 personas. El otoño parece invierno, o así es como se siente en esas zonas.

Una situación poco común en otoño

Dos tercios de los Estados Unidos se han visto sorprendidos por una gran masa de aire ártico. El panorama es invernal, muy gélido, donde los termómetros marcan y marcarán en centenares de estaciones meteorológicas los -15 ºC, según el Servicio Meteorológico Nacional. Cotton (Michigan) ha sido la ciudad que ha batido el récord en todo el país, cuando el mercurio marcó los -25 ºC el pasado lunes.

La gran ola de frío polar se ha cobrado la vida de al menos siete personas. La nieve y el hielo han provocado la cancelación de más de 1000 vuelos; el Aeropuerto Internacional de Chicago-O'Hare ha sido uno de los más perjudicados del país. Los expertos han llegado a comparar esta ola de frío con la de 1911, que congeló el país 'completamente' y es considerada como una de las más extremas vividas en Estados Unidos.

Más de 86 mil personas viven en las calles soportando ahora mismo este frío, que no parece muy llevadero. Por esta razón, Chicago ha abierto centros para que las personas puedan refugiarse y mantenerse en calor. Según Kevin Birk, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología, esta masa de aire es más típica de principios de año. No puede ser más extrema en esta época del año.

Las temperaturas podrían bajar más

Según los meteorólogos, las temperaturas podrían bajar incluso más en los próximos días. El pasado lunes, el llamado 'vórtice polar' se extendía desde las Montañas Rocosas hasta Nueva Inglaterra, en la costa del Atlántico. Ahora el frío también ha llegado hasta la zona de Florida, al sureste del país, donde si los pronósticos no cambian, podrían marcar temperaturas bajo cero.

La primera mitad de noviembre ha estado dominada por "explosiones árticas", así han bautizado los medios locales a estas irrupciones, con récords en muchas partes de Estados Unidos. El 12 de noviembre las oficinas del Servicio Meteorológico Nacional informaron más de 120 registros mínimos históricos. Según Brian Brettschneider, climatólogo de la Universidad de Alaska, la situación actual para el mes de noviembre podría darnos una idea de cómo serán las temperaturas para los próximos meses invernales. Si los noviembres son fríos, tienden a ser seguidos por inviernos más frescos de lo normal en Norteamérica.

Como suele ocurrir ante una situación como estas, los expertos no se ponen de acuerdo y no saben si achacarlo al cambio climático. Lo que sí que sugiere la ciencia es que el calentamiento global afecta directamente a la corriente en chorro, la cual podría provocar que masas de aire polar se escapen de su trayectoria con más facilidad.

Publicidad