tiempo.com

Un volcán erupciona en Islandia, ¿debemos temer por el tráfico aéreo?

Ayer miércoles hubo una nueva erupción volcánica en Islandia. Esta vez ha sido el volcán Fagradalsfjall quien despertó para recordar lo sucedido en 2010 con el volcán Eyjafjallajökull, ¿ocurrirá lo mismo esta vez?

volcán islandia
Ayer entró en erupción del volcán islandés Fagradalsfjall.

La noticia de que un volcán islandés ha entrado en erupción viene ganando protagonismo en las redes sociales y medios de comunicación. Por su cercanía a Reikiavik (tan solo a 32 kilómetros), las consecuencias de la erupción podrían ir en aumento, ¿ocurrirá lo mismo que con el Eyjafjallajökull?

Una nueva erupción en Islandia

Fue ayer miércoles a las 13:18 horas, cuando el volcán Fagradalsfjall "explotó" después de una serie de terremotos ocurridos la semana pasada. La erupción se ha dado en el mismo lugar que otra ocurrida hace un año. Concretamente, en esta nueva ocasión la fisura se sitúa en el valle de Meradalur y pertenece al sistema volcánico de Krysuvik, en la península de Reykjanes al suroeste de Islandia.

Pese a que de momento no hay una columna de cenizas de gran altura, algo alentador para el tráfico aéreo, el flujo del magma es muy grande y los expertos avisan de que es posible que se detecte contaminación debido a las emisiones de gases. Afortunadamente, según el Departamento de Protección Civil y Gestión de Emergencias, no hay vidas ni infraestructuras en peligro. De momento, el aeropuerto de Reikiavik permanece abierto. Este no será ni el primer ni el último caso de un volcán en esta zona, ya que Islandia tiene 32 sistemas volcánicos considerados todos ellos activos.

El nuevo volcán versus Eyjafjallajökull, ¿hablamos de situaciones similares?

El 14 de abril de 2010 la erupción del volcán bajo el glaciar de Eyjafjallajökull sembró el caos en toda Europa. Los primeros días comenzó siendo una atracción turística en medio de un glaciar, sin embargo, pocas horas después se volvió un grave problema. Noruega, Reino Unido e Irlanda cerraron el espacio aéreo, y otros muchos países de Europa sufrieron graves perturbaciones y amenazas de cierre, como por ejemplo Alemania o Francia.

Eyjafjallajökull
Volcán Eyjafjallajökull y su enorme penacho de ceniza

El "innombrable" emergió una nube de vapor y de cenizas que llegó a alcanzar una altura de entre 8000 y 11000 metros de altura. Este "inofensivo" volcán llevaba 200 años dormido hasta que decidió despertar y obligar a cancelar 900.000 vuelos.

Según el Parlamento europeo, aquella erupción fue una de las más largas en la lista de volcanes de Islandia y una de las más perjudiciales o dañinas. En la época del año en la que ocurrió, afectó a la agricultura, puesto que los restos volcánicos que flotaban en el aire entraron en contacto directo con las plantas cultivadas y posteriormente ingeridas.

Los precedentes más potentes de Islandia

El 8 de junio de 1783, la erupción de otro volcán en Islandia, el Laki, lanzó una enorme nube de ceniza y gases sulfurosos que condujo a un drástico aumento de la tasa de mortalidad en varios países. Sus cenizas se esparcieron muy rápido por la atmósfera, gracias a esos vientos del oeste que las empujaron durante unos largos 8 meses. El polvo volcánico viajó alrededor de 800 kilómetros de distancia hasta Escocia. Este episodio se ha registrado como uno de los mayores de la historia. Según las fuentes de la época, los efectos fueron terribles.

Otro de los volcanes más activos en Islandia es el Grímsvötn, situado bajo el glaciar Vatnajoekull, el más grande del país, que en 2020 experimentó actividad, pero nada comparado con la potente erupción en 2011, la mayor para este volcán en un siglo, más potente incluso que la del Eyjafallajoekull.