Un reventón deshace los árboles de Coratxà en segundos

Ayer por la tarde un reventón sorprendió a la localidad castellonense de Coratxà. La lluvia, el fortísimo viento y el granizo deshojaron los árboles de esta plaza en unos segundos.

Juan José Villena Juan José Villena 10 Jul 2018 - 01:53 UTC

Ayer por la tarde las nubes de evolución diurna aprovecharon los últimos retazos de aire frío en la media y alta troposfera para dejar aguaceros fortísimos en el nordeste peninsular. A partir del mediodía las tormentas tomaron el este de Sistema Ibérico, Pirineos y parte de Cataluña, descargando más de 2000 rayos en apenas unas horas.

Entre rayos y truenos, la lluvia y el granizo se precipitaron de forma severa en puntos de Teruel, el interior norte de Castellón y en ocasiones, también, en Tarragona. La imagen que más ha trascendido ha sido esta de Coratxà, un pequeño pueblo castellonense que registró más de 20 litros por metro cuadrado en unos minutos con abundante pedrisco.

A tenor de los datos mostrados por la AVAMET, el chubasco torrencial hizo bajar la temperatura de los 21ºC a los 14ºC en media hora. Además, fue acompañado de rachas de viento que llegaron a alcanzar los 100 kilómetros por hora. La masa de aire frío empapada de gotas de lluvia y granizo se desplomó del cumulonimbo por su propio peso, irrumpiendo en forma de reventón o Downburst. Hoy los fenómenos tormentosos intensos afectarán al Prepirineo de Barcelona y al Pirineo de Girona.

Publicidad