tiempo.com

Consejos para la nieve, la lluvia y el viento de la borrasca Filomena

Este año los Reyes Magos nos han traído un temporal que permanecerá con nosotros hasta el día 10 de enero. La situación se complicará a partir del jueves y Filomena, nos traerá precipitaciones intensas. ¿Qué debemos hacer y cuáles son las recomendaciones?

temporal de nieve
En los próximos días la situación meteorológica irá a peor. Se recomienda mucha precaución y coger el coche únicamente de manera imprescindible.

Cuando llega el blanco meteoro a España es inevitable no hablar de él. Este año parece un regalo de los 'Reyes Magos', y muchos pueblos y ciudades han amanecido cubiertos de nieve. La situación parece alargarse y se combinará con precipitaciones abundantes, vientos fuertes y mal estado de la mar.

Hay que minimizar las consecuencias negativas

Ayer, tuvo lugar una reunión por parte de la Unidad de Valoración de Riesgos, un órgano que se encuentra contemplado en el Protocolo sobre Coordinación de Actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas. Se han reunido para analizar las previsiones meteorológicas para los próximos días y tomar medidas preventivas de forma coordinada.

La reunión fue presidida por el director de Protección Civil y Emergencias y en ella participaron representantes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la Dirección General de Tráfico (DGT), la Dirección General de Carreteras y la Unidad Militar de Emergencias, junto con los representantes de la Dirección General de Protección Civil. También se alertó a todas las Comunidades Autónomas y Delegaciones del Gobierno sobre las medidas preventivas que hay que tomar a fin de minimizar las consecuencias negativas de la borrasca Filomena.

Se mantienen las alertas: temporal, heladas y nieve

Filomena es una borrasca muy profunda y con un sistema frontal muy activo que va a protagonizar los telediarios y las portadas de los diarios hasta el próximo día 10. Se espera que desde el Atlántico norte se desplace hasta el norte de las Canarias y penetre en la Península y Baleares.

La actual situación meteorológica provocará un temporal muy adverso de viento, mar y lluvias. La combinación del flujo de aire muy húmedo y cálido con la masa de aire muy fría en niveles bajos, provocará que las precipitaciones sean en forma de nieve en cotas relativamente bajas. Por ello, la reunión de ayer, recoge recomendaciones básicas que hay que tomar frente a los diferentes fenómenos adversos.

¿Cómo debes enfrentarte al temporal?

El Protocolo sobre Coordinación de Actuaciones ante situaciones meteorológicas diferencia entre 4 escenarios diferentes: nieve y bajas temperaturas, fuertes vientos, vientos costeros y precipitaciones intensas. En todas ellas se tiene que prestar atención al estado de las carreteras, a las actualizaciones de la situación meteorológica, al estado y revisión del vehículo, y a las recomendaciones de la DGT y la Dirección General de Carreteras para poder viajar (de manera imprescindible).

Con una situación de nieve y de bajas temperaturas se recomienda revisar los neumáticos y el depósito de gasolina, llevar anticongelante y cadenas, y echar un 'ojo' a los frenos. También hay que llevar ropa de más, teléfono y cargador por si la situación empeora. En caso de quedar aislado, se debe informar y no resolver el problema por uno mismo. Hay que esperar con la calefacción puesta y renovando el aire en el interior del vehículo hasta que llegue la asistencia.

Coche nieve
Coge cadenas, revisa los neumáticos y llena el depósito de gasolina si tienes que viajar en días de nieve.

Ante una situación de viento, conviene cerrar el coche y asegurar ventanas y puertas. Debemos alejarnos de los objetos de la vía pública que puedan caer. También se recomienda no estacionar el coche en lugares que puedan verse afectados por el oleaje. Si vas conduciendo, extrema las precauciones a las salidas y entradas de los túneles.

Finalmente, ante una situación de lluvia intensa, se recomienda disminuir la velocidad con el coche. Se deberá circular por carreteras principales y autopistas, evitando el rápido ascenso del nivel de las aguas. En cualquier caso, si circulas bajo precipitaciones intensas deberás hacerlo alejado de cualquier zona donde pueda discurrir agua y se prohíbe cruzar tramos inundados.