Registros extraordinarios al paso de la borrasca Bárbara

El paso de la borrasca Bárbara por la Península Ibérica ha dejado unos registros muy destacados tanto de lluvia acumulada (principalmente en la zona de Gredos, al norte de la provincia de Cáceres) como rachas de viento, en algunos casos huracanadas, que todavía hoy miércoles se siguen produciendo.

El episodio meteorológico asociado a la borrasca Bárbara todavía no ha finalizado al escribir estas líneas, pero irá a menos según discurra la jornada de hoy y la de mañana, registrándose lluvias ya menos intensas, y aflojando también los vientos, aunque todavía soplarán intensos.

La formación de Bárbara en las inmediaciones del sur de Portugal, generó una situación muy marcada de vientos del suroeste (ábregos), con lluvias muy eficientes asociadas, que fueron extendiéndose por amplias zonas de la vertiente atlántica peninsular, con especial incidencia en el área de Gredos al norte de Extremadura, que es donde se han acumulado las mayores cantidades de lluvia.

El observatorio de Garganta la Olla, en el norte de Cáceres, ya acumula en este episodio cerca de 300 l/m2.

De entre todos los registros de la red de estaciones de AEMET, destaca la lluvia acumulada en Garganta la Olla, en el norte de Cáceres, con 274,8 l/m2 el martes 20 de octubre, a lo que hay que sumar 12,6 l/m2 en la madrugada del miércoles 21, lo que suma casi los 300 l/m2. También son destacados los casi 200 l/m2 que se han registrado en las localidades cacereñas de Piornal, Hervás y Madrigal de la Vera.

Respecto a los registros de viento, habrá que esperar al final del episodio para disponer de toda la relación de datos, pero ya se ha registrado una racha de 177 km/h en el Pirineo Aragonés (Cerler-Cogulla), destacando también otra de 134 km/h en el puerto de Navacerrada, otra de 130 km/h en Izaña, en Tenerife, y otra de 124 km/h en Enciso, La Rioja. La borrasca Bárbara ha generado un flujo muy marcado de vientos ábregos, que todavía hoy miércoles siguen barriendo la Península, aunque irán perdiendo fuelle de cara a mañana.