tiempo.com

El misterioso Punto Nemo, ¿qué es y dónde está este inaccesible lugar?

La tierra firme más cercana a este "polo de inaccesibilidad" se encuentra a casi 2700 km, pero aún así se deja sentir la influencia del ser humano. ¿Dónde está? ¿Qué hay en ese lugar? Aquí te lo contamos.

Punto Nemo el lugar más inaccesible del planeta
Hay un lugar en la Tierra tan alejado de la humanidad que, en ocasiones, los astronautas son los humanos que se encuentran más cerca de él.

Existe un lugar en el vasto y misterioso océano Pacífico que está tan alejando de de tierra firme y de cualquier lugar habitado, que los humanos más cercanos son los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Se trata del conocido como Punto Nemo, probablemente el más famoso de los "polos de inaccesibilidad" de nuestro planeta.

Fue bautizado como Punto Nemo en recuerdo del famoso antihéroe marino del escritor Julio Verne. Y Nemo significa "nadie" en latín, algo que parece muy apropiado para este lugar, pues es raramente visitado por los seres humanos.

¿Dónde está el lugar más inaccesible del planeta?

En 1992, el ingeniero croata-canadiense Hrvoje Lukatela calculó la ubicación exacta de lo que técnicamente se conoce como “el polo oceánico de inaccesibilidad”. Para conocer con exactitud su geolocalización, fue necesario utilizar un programa de computación especializado que incorporó la forma elipsoide de la Tierra para lograr una precisión máxima. Así se descubrió el punto más remoto de todo el planeta con respecto a cualquier superficie terrestre: lo que sería conocido después como el Punto Nemo.

El Punto Nemo se encuentra a casi 2700 km de la tierra más cercana.

Según el National Ocean Service de EE. UU., se encuentra a casi 2700 kilómetros de las tierras más cercanas: la isla de Ducie (archipiélago de las Pitcairn) al norte, Motu Nui (cerca de la isla de Pascua) al noreste, y al sur, de la Isla Maher, en la Antártida.

Para ser más exactos, sus coordenadas son 48°52.6′S, 123°23.6′W. Según Lukatela, la localización de tres puntos equiláteros es especialmente singular, no existiendo otros tres puntos sobre la superficie de la Tierra que podrían reemplazarlos. Las nuevas mediciones o la erosión podría cambiar su ubicación, pero solo en el orden de algunos metros. La profundidad del Pacífico en esta zona ronda los 3700 metros.

En un día normal, los humanos más cercanos al Punto Nemo son los astronautas de la ISS, que orbita a algo más de 400 km.

Aunque parezca increíble, normalmente los humanos más cercanos a esta rincón del planeta son los astronautas de la Estación Espacial Internacional, que orbita nuestro planeta a un máximo de 416 kilómetros.

Un gran cementerio espacial

Gracias a su inaccesibilidad, el Punto Nemo es el lugar elegido para arrojar toda aquella basura espacial que procede de las misiones y que debe volver a la Tierra sin suponer un riesgo para la población. De hecho, la NASA tiene previsto que para el año 2031 la Estación Espacial Internacional, cuya entrada en la atmósfera va a hacer que algunas de sus piezas se suelten y queden como basura espacial, se estrelle en este punto de manera controlada.

No será la primera, ya que en las profundidades de esta localización reposan los restos de la antigua estación espacial soviética MIR, la primera dedicada a la investigación que estuvo habitada de forma permanente.

No todo es tan idílico como parece

El Punto Nemo se ubica casi en el centro de la Corriente Circular del Pacifico Sur, y se encuentra bloqueada más al sur por la Corriente Circumpolar Antártica, que impide la llegada de corrientes más frías cargadas de nutrientes. Tampoco llegan grandes cantidades de materia orgánica arrastradas por el viento al estar tan lejos de tierra firme. Según el oceanógrafo Steven D'Hondt (Universidad de Rhode Island, Estados Unidos), el Punto Nemo se encuentra en la región oceánica menos biológicamente activa el mundo.

Además, un estudio publicado en 2013 confirmó que hay una gran isla de basura en el Giro del Pacífico Sur. La mayor acumulación estaba en el centro, a unos 2500 km al noreste del Punto Nemo. Está compuesta principalmente de plásticos como poliestireno, sedales y fragmentos provenientes de barcos y de la costa.

Un lugar repleto de mitos y leyendas

En 1997, unos oceanógrafos grabaron un sonido misterioso a menos de 2000 km al este del Punto Nemo, provocando curiosidad y temor. Bautizado como "El Bloop", era más fuerte que el emitido por una ballena azul, y en su momento se especuló que era producido por un gran y desconocido monstruo marino. Sin embargo, posteriormente la NOAA afirmó que se trataba del sonido del hielo, y en concreto un iceberg que se desprendía.

En 1997 se grabó un raro sonido que fue posteriormente conocido como "El Bloop", que finalmente se trataba de un iceberg desprendiéndose.

No obstante, antes de este suceso ya corrían rumores sobre el tipo de seres vivos que podrían habitar el lugar más inaccesible del planeta. Curiosamente, 66 años antes de que fuese descubierto, el autor H. P. Lovecraft escogió un lugar muy cercano al Punto Nemo para situar R'lyeh, el hogar de Cthulhu, su legendaria criatura de rostro con tentáculos.