tiempo.com

Perseverance e Ingenuity esperan visita

Cuando todo el mundo está entusiasmado por el trabajo que están realizando Perseverance e Ingenuity en Marte, una nueva sonda enviada por China está a punto de pisar el planeta rojo.

Rover Zhurong
Maqueta del rover chino Zhurong.

Marte está de moda. La carrera espacial hace tiempo que se olvidó de otros objetivos como la luna y todos los ojos están puestos en nuestro planeta vecino. ¿Por qué? Porque es un planeta lleno de misterios, con indicios de que haya tenido agua o la siga almacenando y, sobre todo, por la posibilidad de que haya albergado o siga albergando algún tipo de vida.

Desde hace semanas es la pareja formada por Ingenuity y Perseverance la que se está copando todos los titulares. El protagonista tenía que ser el rover, pero son los vuelos del dron los que están teniendo más repercusión en todo el mundo. Ya son cuatro los vuelos que el minihelicóptero ha realizado en Marte. El último, este fin de semana. Ha vuelto a elevarse 5 metros y ha recorrido 266 metros en 117 segundos. Todo un hito al ser el primer aparato que la humanidad ha conseguido hacer volar en otro planeta.

Pero la hegemonía de la NASA con su actual misión está en peligro. La CNSA, la Administración Espacial Nacional China, ya tiene en la órbita de Marte un nuevo ingenio que en pocas semanas podría pisar Marte. ¿De qué se trata?

A la espera para pisar Marte

El 23 de julio de 2020 se inició la misión china Tianwen-1. Un cohete lanzó al espacio un orbitador, un rover y su módulo de aterrizaje, que hasta el 10 de febrero de este 2021 no llegaron a orbitar al planeta marciano. Ahora mismo siguen dando vueltas alrededor de Marte, concretamente una entera cada dos días. Como en todas las misiones, el nombre no está escogido al azar. Tianwen en chino significa búsqueda de la verdad celestial.

Hay gran expectación para conocer qué día exactamente el orbitador soltará al rover y a su módulo de amartizaje. Sin duda, uno de los momentos más críticos.

En principio, si se cumplen las expectativas, la sonda china tocará Marte este mes de mayo o a principios de junio.

Los paracaídas y los propulsores, llamados retrocohetes, deberán actuar con precisión para hacer que tras los 8 minutos que dura el descenso, la sonda se pose sobre el planeta de la forma más suave posible.

Tianwen-1
Imagen real de la sonda Tianwen-1.

De nuevo esta misión supera todos los retos que hasta ahora se habían planteado. Aparte de todos los experimentos que llevará a cabo en la superficie, llama la atención algo que puede llegar a ser histórico: recolectará muestras de la superficie del planeta y las almacenará para que una futura nave espacial las envíe a la Tierra para ser analizadas.

Zhurong, el rover chino de 240 kilos

El nombre escogido para el rover es el de Zhurong, que en chino significa Dios del Fuego. Hay que recordar que en China el planeta rojo se llama Huoxing, que quiere decir planeta del fuego. No es tan pesado como Perseverance. De hecho, solo pesa una cuarta parte que el rover de la NASA.

La seña de identidad del rover chino son sus cuatro grandes paneles solares. Parece que los ingenieros han dado prioridad a la funcionalidad del aparato más que al diseño. Eso sí, podrá moverse a una velocidad de 200 metros por hora.

El objetivo principal de Zhurong es buscar evidencias de agua en Marte, algo primordial para que haya podido albergar vida. Esto también dará pistas sobre si es viable o no su habitabilidad para el ser humano. Aparte de esto, también estudiará la topografía y la geología marciana, así como su atmósfera.