Oklahoma frente al mayor episodio de tornados de esta temporada

En pleno apogeo del episodio de tormentas severas más intenso de lo que llevamos de 2019, Oklahoma se ha llevado la peor parte. Numerosos cazatormentas mostraron ayer en directo la severidad de una situación que parece que continuará siendo noticia estos próximos días.

Victor González Victor González 21 May 2019 - 12:10 UTC

Estas últimas horas han sido las de mayor actividad del actual episodio de tormentas severas que afecta a las llanuras de los Estados Unidos. Se han gestado varios tornados supercelulares que han afectado al estado de Oklahoma especialmente. Entre ellos, destaca el que se ha desarrollado en las proximidades de Mangum, que ha provocado daños materiales en varias construcciones, viviendas y apartamentos, aunque afortunadamente no ha llegado a impactar directamente en una zona densamente poblada, lo que ha evitado daños personales de consideración.

El entorno tan favorable para el desarrollo de supercélulas ha permitido que algunas de ellas hayan sido cíclicas y muy duraderas. Una supercélula siempre posee una corriente ascendente en rotación llamada mesociclón. Cuando llega al final de su ciclo de vida el mesociclón se contrae y su rotación se acelera pudiendo desencadenar un tornado si las condiciones son favorables, pero una vez que esto sucede la supercélula tiene los minutos contados y por lo general acaba disipándose. Sin embargo, con las condiciones adecuadas, la supercélula puede generar otro mesociclón próximo al primero que acaba por sustituirle evitando así la muerte de la tormenta. Durante varios minutos, los dos mesociclones pueden convivir juntos antes de que el más viejo se disipe, lo que a veces permite la presencia de dos tornados gemelos conviviendo en la misma tormenta, tal y como sucedió ayer a pocos kilómetros al noroeste de la Ciudad de Oklahoma

De momento la inestabilidad hoy se va a ir trasladando a otras zonas del país situadas más al norte. No obstante, no parece que a corto plazo vaya a remitir la situación, por lo que es bastante probable que se repitan escenas como las vividas en las últimas horas.

Publicidad