tiempo.com

La Oscilación del Mediterráneo apunta a negativa en diciembre. Los efectos

La Oscilación del Mediterráneo (MO) está más "oscilante" que nunca. Os contamos la radiografía de esta teleconexión y la evolución a corto y medio plazo, que marcará sin duda el tiempo en España, Italia, Grecia, Turquía y Chipre.

Tormenta en Paphos (Chipre)
Tormenta en Paphos (Chipre). El tiempo inestable en Grecia y Chipre es sinónimo de una MO positiva.

Esta semana ha empezado con una Oscilación del Mediterráneo claramente negativa, es decir, bajas presiones y aire más frío en España que contrasta con un tiempo muy cálido en el extremo oriental de la cuenca.

Las temperaturas han sido entre 6 y 10 ºC superiores a lo normal en puntos de Turquía, Oriente Próximo y Chipre, con máximas de casi 30 ºC y un tiempo plenamente veraniego. Sin embargo, en nuestro país venimos teniendo registros ligeramente inferiores a los habituales y un tiempo marcado por el paso de varios frentes atlánticos.

Javier Martin Vide, climatólogo y matemático de la UB afirma que esta teleconnexión no tiene una correlación muy evidente con la WeMo (Oscilación del Mediterráneo Occidental) o la NAO (Oscilación del Atlántico Norte).

Tendencia a una neutralización de la MO

En la península Ibérica vamos a continuar afectados por el paso de varios frentes. El tercer frente de la semana dejará lluvia este jueves en el centro y noroeste peninsular, mientras que mañana llegará otro frente frío acompañado de una vaguada por el norte y dejará lluvia en el Cantábrico, nevadas en los Pirineos y tormentas en el mediterráneo y Baleares.

El tiempo también estará más revuelto e inestable en el mediterráneo oriental. Una borrasca profunda acompañada de aire frío está dejando lluvias y tormentas en Grecia, Chipre y Turquía.

Se trata de una configuración con una MO neutra o ambigua, porque no se produce una dicotomía atmosférica entre ambos extremos de la cuenca mediterránea, sino que hay más bien bajas presiones en el oeste y también en el este. Así pues, todo el Mediterráneo con tiempo bastante inestable y cambiante.

Diciembre con posible negativización de la MO

La mayoría de modelos a medio plazo apuntan a nuevas borrascas en España y posible formación de bajas presiones en el Mediterráneo que podrían dejarnos más precipitaciones durante el mes de diciembre, como mínimo en la primera mitad.

Sin embargo, hacia Chipre, Grecia meridional y Turquía apunta a una masa de aire estable y bastante cálida, que amenaza con dejar temperaturas entre los 18 y los 23 ºC. Si se confirma esta configuración, tendríamos una negativización de la MO durante las próximas semanas.

MO y las "ondas de Rossby"

La Oscilación del Mediterráneo tiene una relación o vinculación significativa con el fenomeno de las llamadas "ondas de Rossby". Este patrón atmosférico, llamado con las siglas QRA (amplificación cuasirresonante), consiste en la formación de 7 grandes ondulaciones de gran amplitud y bastante estacionarias que se mueven de oeste a este en el hemisferio norte.

Se trata de oscilaciones de las masas de aire, de tal modo que forman una topografía a modo de dorsales y vaguadas o valles, con aire cálido y tiempo seco en aquellas regiones afectadas por la dorsal ascendente y un tiempo húmedo, frío e inestable en aquellas zonas inmersas en un descuelgue de aire frío. Se ha constatado que la distancia entre cresta y cresta (dorsales y vaguadas) coincide con la longitud de la cuenca del mediterráneo. Justo esta coyuntura explica la razón por la cuál se producen simultániamente tiempos opuestos en ambos extremos.

Todo parece indicar que el cambio climático podria estar modificando estas ondas de Rossby, con una cierta permanencia de las dorsales cálidas en Europa entre la primavera y el otoño. De ser así y confirmarse, también hablaríamos de una alteración en el comportamiento "normal" de esa Oscilación del Mediterráneo, que ya de por sí es muy cambiante y fluctuante.