Los ábregos agitarán el puente, se prevé un gran temporal

Tras un mes de octubre estable y seco en casi todo el país, los vientos ábregos podrían traer el primer gran temporal del otoño, con lluvias generalizadas y que en algunas zonas podrían pasar de los 100l/m2. Aquí te contamos la última hora.

Coincidiendo con el Puente de Todos Los Santos, tendremos el primer gran temporal de este otoño.

Llegamos a la última semana de octubre y la sequía comienza a ser preocupante en algunas zonas del país, como las cuencas del Guadalquivir y Guadiana, golfo de Cádiz, en la mayor parte del noreste y en puntos de Baleares y Canarias. Los aguaceros de los últimos días, de carácter irregular y concentrados en la vertiente mediterránea no han aliviado esta situación. En unos días podríamos tener un alivio.

Una estabilidad engañosa

De momento, hoy y mañana predominarán los cielos poco nubosos en casi todo el país, con algunos bancos de niebla en zonas de valle. Tan sólo se esperan algunas lloviznas en el litoral cantábrico y un episodio local que debemos seguir: entre la tarde de mañana y la primera mitad del miércoles se podrían producir algunos aguaceros localmente intensos en el sur de la Comunidad Valenciana, litoral de la Región de Murcia y en el levante almeriense, debido a la presencia de aire frío en altura, coincidiendo con la entrada de viento de levante. Tampoco se descartan algunos chubascos en las islas centrales y occidentales de Canarias.

Entre la tarde de mañana y el mediodía del miércoles se podrán registrar lluvias intensas en el sur de la Comunidad Valenciana, así como en el litoral murciano y almeriense.

El miércoles se mantiene una situación parecida, con posibles chubascos a orillas del Mediterráneo, área del Estrecho y en Melilla. Las temperaturas no variarán demasiado, y en esta primera mitad de la semana las noches serán frescas o frías, con heladas en el interior y en zonas de montaña. Por el día en casi todas las capitales pasarán de los 20ºC, e incluso en el valle del Guadalquivir y en las vegas del Guadiana superarán los 25.

Un río atmosférico que cruzará el Atlántico, ¡llegan los ábregos!

La situación sinóptica dará un vuelco a partir del miércoles. De acuerdo con nuestro modelo de confianza, el HRES-IFS del ECMWF, el anticiclón de las Azores tenderá a retirarse hacia el sur, mientras que en el Atlántico Norte se formará una vasta área de bajas presiones centradas en Islandia. Con esta disposición de los centros de acción, se canalizará un flujo muy húmedo y templado que prácticamente cruzará de lado a lado el Atlántico. La Península Ibérica se vería afectada de lleno por este río atmosférico.

El jueves será un día de transición, con chubascos matinales en la vertiente mediterránea, que podrían descargar puntualmente con fuerza en el litoral de Cataluña, Baleares y en el entorno del cabo de la Nao. Durante la tarde llegará un primer frente muy activo al noreste peninsular, que dejará lluvias localmente intensas en puntos de Galicia. Las temperaturas bajarán en el este y por el noroeste.

El viernes se intensificará el flujo del suroeste -los conocidos ábregos-, y las precipitaciones ganarán terreno por la mitad occidental y el centro peninsular, extendiéndose de oeste a este. Comenzarán por el oeste de Castilla y León y en Extremadura, donde serán persistentes en algunas zonas, pero con el paso de las horas se trasladarán a las provincias occidentales de Andalucía, donde podrían ser intensas, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y a la Cordillera Cantábrica. Persistirán en Galicia.

Un puente de Todos Los Santos pasado por agua

Para el puente de Todos los Santos la situación meteorológica se presenta bastante inestable en buena parte del país. El sábado los ábregos arreciarán y las lluvias serán generales en el interior y en el oeste peninsular; a última hora llegarán al Pirineo, Baleares y noreste peninsular. En aquellos sectores orientados al sur y suroeste, como la cara sur del Sistema Central o en el sur de Andalucía, las precipitaciones serán intensas y persistentes.

El viento del suroeste se intensificará durante el fin de semana.

El domingo se espera una situación bastante parecida, y las lluvias se generalizarán en el noreste, Pirineos y Baleares, llegando también al resto de la vertiente mediterránea. Las temperaturas serán suaves gracias al flujo del suroeste. Para el día de Todos los Santos el viento podría rolar a noroeste, bajando las temperaturas, con precipitaciones más restringidas a las Béticas, vertiente cantábrica, Baleares, Cataluña y Pirineo, donde la cota de nieve bajaría.

Algunas zonas del sistema Central podrían superar los 200 litros por metro cuadrado en la segunda mitad de la semana.

Si se cumplen las previsiones del modelo Europeo, los acumulados de lluvia podrían superar los 200 l/m2 en algunas zonas del sistema Central, mientras que pasarían de los 100 l/m2 en Sierra Morena, Montes de Toledo y en en el entorno de las Rías Baixas. En buena parte del oeste, centro, noroeste y en la cara sur del Pirineo los registros serían superiores a los 50 l/m2. La sequía no desaparecerá, pero puede suponer un pequeño alivio.